Huelva

El Infanta Elena realiza más de 3.000 análisis al año para la detección precoz del VIH

  • El hospital cuenta con un programa que avisa si los pacientes no recogen la medicación o no acuden a su cita

Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infanta Elena de Huelva. Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infanta Elena de Huelva.

Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infanta Elena de Huelva. / M. G. (Huelva)

Concienciar, visibilizar y advertir de la importancia de detectar de forma precoz el virus del VIH para mejorar la evolución de la enfermedad y evitar los contagios son los principales mensajes que la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Infanta Elena quiere lanzar a los ciudadanos, precisamente en la jornada en la que se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida y en la que se quiere recordar a la población que la amenaza sigue presente, así como reiterar la importancia de evitar ciertas prácticas de riesgo y animarlos a solicitar la realización de una prueba diagnóstica que permita detectar el problema cuanto antes y actuar lo más rápidamente posible.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, se estima que alrededor de un 18% de las personas que presentan infección por VIH no lo saben, lo que implica que pueden transmitirlo a otras personas si mantienen prácticas sexuales de riesgo. A ello hay que añadir un retraso en el inicio del tratamiento y peor pronóstico de la enfermedad, con el perjuicio en su calidad de vida.

Y no solo es importante la detección a tiempo, sino también la adherencia total del paciente al tratamiento y el seguimiento por parte del especialista, capaz de adaptar la medicación a la carga viral que el paciente vaya presentando en cada momento.

Para mantener ese control y contribuir también en la detección del VIH de manera precoz se llevan a cabo en los Laboratorios del Hospital Infanta Elena alrededor de 3.100 pruebas anuales, de las casi un millar se destinan al seguimiento de los pacientes afectados que son vistos en consulta por la Unidad de Enfermedades Infecciosas. Con esta intención, se les realiza pruebas de PCR a tiempo real al menos dos veces al año, además de todas las veces en las que resulte necesario para su necesario control.

Estos estudios analíticos en sangre son capaces de medir la carga viral, por lo que permiten comprobar, en caso de que los niveles de detección de partículas virales sean indetectables, si el tratamiento está resultando efectivo o si requiere de alguna modificación. El tratamiento antirretroviral utilizado hoy en día disminuye de forma drástica la morbimortalidad e incrementa la expectativa de vida de estos pacientes, mejorando notablemente su calidad de vida, que ahora puede ser prácticamente normal para la mayoría de los afectados.

Pero para mantener la carga viral del paciente bajo control resulta fundamental también la adherencia al tratamiento. De esta forma el Servicio de Farmacia del centro hospitalario cuenta con un sistema de alarma que avisa cuando los pacientes no recogen su medicación en tiempo y forma en el servicio farmacéutico del Hospital. Un sistema de control de las citas y seguimiento del paciente de la Unidad asistencial complementa este sistema de control, que permite a los especialistas detectar quien no está realizando correctamente el tratamiento y poniendo de esa forma en riesgo su vida y aumentado el riesgo de contagio hacia otras personas.

El centro hospitalario está incorporando en estos días un nuevo tratamiento preventivo que ya se está utilizando en otros hospitales andaluces y que cuenta con la validación del Ministerio de Sanidad. Esta combinación de fármacos es capaz de reducir significativamente el riesgo de contraer la enfermedad en aquellas personas que se ven expuestas al virus en mayor medida y por diversos motivos. De esta manera, no solo evitamos que estas personas enfermen, sino que también reducimos el riesgo de que infecten a otros, cortando así el circuito de contagio.

Siguiendo esta premisa, el Servicio de Enfermedades Infecciosas ha mantenido durante los últimos años una amplia colaboración con diferentes asociaciones y ONG como Cruz Roja Huelva, Mujeres en Zona de Conflicto, Huelva Acoge, ACCEM y Fundación Cepaim, entre otras, con las que mantiene, entre otras colaboraciones, un programa de cribado de VIH y otras enfermedades infectocontagiosas, con el fin de facilitar el acceso de ciertos grupos de población más vulnerable a la atención sanitaria, sobre todo la atención de este tipo de patologías, que requieren de un abordaje más continuado por su salud y la de todos.

En cuanto a la evolución de la enfermedad en los últimos años en Huelva, se constata un progresivo descenso del número de nuevos casos de VIH, si bien el porcentaje más amplio se sigue produciendo mayoritariamente en hombres con el 83% de los casos. La categoría de transmisión más frecuente fue la de hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (57%), seguida de la heterosexual (25%) y de las personas que se inyectan drogas por vía intravenosa (1,5%).

Un 31% de las nuevas infecciones se diagnosticaron en jóvenes menores de 30 años, por lo que desde el Plan Andaluz frente al VIH/ Sida y otras ITS, la estrategia en este ámbito de la Consejería de Salud y Familias insiste en la necesidad de continuar avanzando en materia de prevención, especialmente entre la población joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios