En directo Los fallecidos eran "tres buenos estudiantes con vocación social"

Huelva

El obispo de Huelva rechaza el aborto en su homilía del Día de San Sebastián

El obispo de Huelva durante la homilía del Día del Patrón.

El obispo de Huelva durante la homilía del Día del Patrón. / M. G. (Huelva)

El obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, ha entrado esta semana en el debate sobre el aborto. Lo ha hecho durante la homilía de la función solemne por el día del patrón San Sebastián, en la que ha apuntado que "ni los pastores ni los fieles podemos mirar para otro lado" en un momento en el que "se cambia la ley estatal para hacer el aborto todavía más fácil". 

En este punto, Gómez Sierra se ha pronunciado sobre "el especial interés del movimiento abortista en relegar los descubrimientos científicos referidos al inicio de la vida humana. Desde la aprobación del aborto en 1985, los conocimientos sobre el ADN, las ecografías 3D, 4D y 5D permiten afirmar aún con más contundencia que negar que existe una nueva vida en el seno de una mujer embarazada desde la concepción es irracional, y afirmar un supuesto derecho a decidir sobre el propio cuerpo es una falacia", ha comentado.

Según expone el obispo, "la ideología proaborto genera una praxis ultra individualista basada en el poder absoluto del individuo. La proclamación del aborto como derecho es una reivindicación del 'yo' como único criterio. El aborto no es derecho a elegir, sino poder de prevalecer". Así, ha expresado que el "aborto refuerza la vieja doctrina del ego individualista que, en círculos más amplios, contribuye también a provocar la precarización laboral, el debilitamiento de las comunidades humanas y la destrucción medioambiental". 

A este respecto, ha hecho hincapié en que resulta "ineludible" el compromiso público "de los seglares cristianos ante los grandes desafíos actuales provocados por las leyes referidas a la vida, a la persona y a la familia" y, por tanto, "es necesario implementar políticas públicas para atender las condiciones laborales y las dificultades de acceso a la vivienda, que generan incertidumbre respecto al futuro de muchas mujeres y familias".

Del mismo modo, sostiene que es "imprescindible acompañar esa acción pública con compromisos a favor de las personas directamente afectadas, sobre todo de las mujeres embarazadas que sufren alrededor nuestro", por lo que "hemos de conjugar la acción institucional contra leyes injustas con la acogida de cada persona y la afirmación de su dignidad, sea cual sea su condición o situación". Y de ahí nace su propuesta de trabajar por un "pacto por la natalidad y la repoblación".

Por último, finalizaba diciendo que "es imperioso comprometerse a no usar estos temas tan graves y trascendentales para el presente y el futuro de la sociedad como arma arrojadiza, expuestos ante los medios de comunicación para conquistar adeptos, votantes o consumidores".

De otro lado, conviene recordar que Santiago Gómez Sierra también se pronunció en su homilía de Pentecostés en El Rocío sobre el voto en las elecciones autonómicas del pasado 19 de junio.

Aquel día, pidió votar con "la fe cristiana", toda vez que señaló que "es necesario respetar el derecho a la vida humana, inviolable desde su concepción hasta su muerte natural; el reconocimiento, la promoción y la ayuda a la familia, como unión estable entre un hombre y una mujer, abierta a la vida; la protección del derecho de los padres a educar a sus hijos según las propias convicciones morales y religiosas; el respeto a la dignidad de toda persona, a la libertad religiosa, a los valores espirituales y a la objeción de conciencia; la defensa y ayuda a los más débiles de la sociedad, como ancianos, jóvenes, parados e inmigrantes".

Incidió en que "estamos apelando a principios morales accesibles a la razón; porque hay asuntos que no deben estar sujetos a diferentes estrategias de partido, sino que son temas exigidos por la ley natural, por la razón, por el verdadero humanismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios