HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

Huelva, la provincia más castigada por los recortes en sanidad durante la crisis

  • En tan sólo dos años, de 2011 a 2013, el sistema sanitario perdió al 9% de sus trabajadores

Concentración sindical antirrecortes en el exterior del Juan Ramón Jiménez, en diciembre de 2013. Concentración sindical antirrecortes en el exterior del Juan Ramón Jiménez, en diciembre de 2013.

Concentración sindical antirrecortes en el exterior del Juan Ramón Jiménez, en diciembre de 2013. / ismael hernández

La provincia de Huelva fue la más perjudicada en lo que respecta a la disminución de efectivos que sufrió el SAS durante la etapa de la crisis. Así se pone de manifiesto en el informe Fiscalización de determinadas áreas de la gestión de Recursos Humanos del Sector Sanitario Público de Andalucía, que ha publicado la Cámara de Cuentas de Andalucía.

La reducción de plantilla entre los años 2011 y 2013 fue del 9% en el total de la provincia, lo que ya en su momento supuso la protesta de los colectivos sindicales aunque ese descenso era desmentido por los responsables de la sanidad onubense. Si en 2011 el SAS contaba con 6.157 trabajadores en Huelva, la cifra cayó a 5.609 tan sólo dos años después.

La Cámara de Cuentas de Andalucía hace balance de dos años de actividad del SAS

La Cámara de Cuentas sin embargo confirma en buena medida lo que los colectivos sindicales y profesionales ya apuntaron. Dentro de la sangría de trabajadores que se vivió en ese período, cuando la crisis económica era más intensa, la peor parte se la llevó la Atención Primaria. En concreto el Distrito Huelva-Costa y el Área de Gestión Sanitaria (AGS) del Norte son los ámbitos que más trabajadores perdieron de toda Andalucía en sus respectivos ámbitos.

En el primero de los casos, sus bajadas fueron del 7,21% y 6,71% en los años 2011 y 2012 respectivamente, mientras que en la AGS del Norte los porcentajes fueron del 6,05% y 5,76%. Todos estos datos se sitúan por encima de las medias andaluzas.

El informe de la Cámara de Cuentas agrupa las diferentes estructuras asistenciales que el SAS contempla para posteriormente hacer una presentación global de resultados.

Como ya se ha comentado, la peor parte en Huelva se la llevó la Atención Primaria, aunque el distrito que menos sufrió los recortes fue el de Condado-Campiña, con porcentajes inferiores a la media andaluza. Pese a ello, la Atención Primaria pasó de 2.444 trabajadores a 2.160, es decir, una pérdida del 12%. En este contingente hay que tener en cuenta que queda incluida la plantilla del Hospital de Riotinto, que hace un todo con los centros de salud de la Sierra en el Área de Gestión Sanitaria del Norte.

Menos descensos hubo en los dos hospitales de la capital, en lo que ya en aquella época se conocía como Complejo Hospitalario Universitario de Huelva (CHUH) y que englobaba al Juan Ramón Jiménez y al Infanta Elena, una fusión que este mismo año se desechó. En términos porcentuales, los descensos fueron del 2,57% en 2011 y del 4,73% en 2012. La plantilla pasó de 3.713 a 3.447, es decir, 266 profesionales menos. La pérdida de empleo en el CHUH se movió durante ese período en términos parecidos a lo que sucedió en el resto de hospitales andaluces, lo que no pasó en los casos del Distrito Huelva-Costa y el AGS del Norte, cuyos porcentajes de pérdida fueron bastante superiores a las bajadas medias de Andalucía.

Uno de los argumentos más esgrimidos en aquel entonces por los responsables del SAS, y de lo que se hace eco la Cámara de Cuentas, es que la evolución negativa de las plantillas se debió en buena parte al decreto de 2012 del Gobierno central, que subía la jornada laboral de los funcionarios de 35 a 37,5 horas semanales. Esta variable ha sido tenida en cuenta por el informe, si bien a nivel global de la plantilla del SAS, deja sus efectos en el 1,35% y 1,99% de pérdida de empleo en 2011 y 2012, respectivamente. Se trata de porcentajes muy inferiores a los 3,92% y 4,48% del cómputo global de evolución negativa de la plantilla en la sanidad andaluza.

Respecto a las categorías profesionales más perjudicadas por los recortes, los enfermeros y los auxiliares de enfermería fueron los más perjudicados.

La pérdida de empleo en la sanidad onubense comenzó a denunciarse en esos años. Precisamente, el Sindicato de Enfermería Satse realizó un informe sobre el Juan Ramón Jiménez que hizo público en 2013. Las cifras estaban bastante ajustadas a los datos manejados por la Cámara de Cuentas, que le fueron facilitados por el propio SAS. Tal y como este sindicato hizo público a mediados de 2013, se daba testimonio de los duros efectos que los recortes tenían entre los enfermeros, que según este sindicato estaban cargando con el 55% de los despidos o no renovaciones de contratos en el Juan Ramón Jiménez. El Satse estimaba una pérdida de 116 profesionales en este centro asistencial.

En ese mismo año, todos los sindicatos representados en la sanidad onubense comparecieron ante los medios de comunicación para denunciar que desde que se había iniciado el proceso de fusión hospitalaria -en 2010- los dos centros de la capital habían prescindido de 200 trabajadores.

La evolución que se ha registrado en el otrora CHUH es parecida a lo sucedido en el resto de los hospitales andaluces, lo que permite sugerir que el proceso de unificación en sí no fue el causante de la pérdida de empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios