Huelva

Huelva es la provincia andaluza con más contaminación lumínica

  • l Palos de la Frontera ySan Juan del Puerto son dos de las ciudades que más energía emiten por kilómetro cuadrado

Imagen del cielo de la capital onubense con Palos de la Frontera al fondo. Imagen del cielo de la capital onubense con Palos de la Frontera al fondo.

Imagen del cielo de la capital onubense con Palos de la Frontera al fondo. / O. L. (Huelva)

Las grandes aglomeraciones urbanas son las que más aportan a la contaminación lumínica. Es una máxima que queda más que en entredicho según los datos de un estudio de SaveStars Consulting SL a los que ha tenido acceso Huelva Información y que señalan a Palos de la Frontera y a San Juan del Puerto como dos de las localidades que más contribuyen a la misma. En concreto la primera de ellas se sitúa en el segundo puesto nacional si se tiene en cuenta la contaminación por kilómetro cuadrado, con una potencia emitida de 11.803,1 vatios que únicamente es superada por la localidad de Perafort en Tarragona.

En el caso del municipio sanjuanero, la potencia emitida llega a los 10.257,3 vatios por kilómetro cuadrado, lo que le lleva a encaramarse a la sexta posición nacional, por detrás (al margen de Perafort y Palos) de Teo en A Coruña, Gozón en Asturias y Ascó, también en Tarragona. Del estudio se deduce también que, además de la densidad de población, la producción industrial y la falta de inversiones en nuevas tecnologías, determinan el nivel de contaminación lumínica de los municipios objeto del estudio.

La localidad de Palos es una de las más contaminadas por kilómetro cuadrado. La localidad de Palos es una de las más contaminadas por kilómetro cuadrado.

La localidad de Palos es una de las más contaminadas por kilómetro cuadrado. / Nedd Chairi Muñoz (Palos)

El informe parte de los datos elaborados por un equipo liderado por Alejandro Sánchez de Miguel, un astrofísico español de la Universidad británica de Exeter con la colaboración de Rebeca Benays Polo, de la empresa GEASign para SaveStar. En el informe se salva la situación que se vive en Canarias, con una legislación específica para la protección de sus cielos.

Entre las provincias de la comunidad autónoma andaluza, es Huelva la que emite una mayor cantidad de potencia lumínica por kilómetro cuadrado, ya que sus 7,8 millones de vatios, no son superados por ninguna de las otras siete y únicamente Cádiz con 7 millones de vatios se aproxima a la cantidad registrada en Huelva con Granada (6,9) y Sevilla (6,3) más alejadas. Jaén supera por poco los 5 millones de vatios, mientras que Almería con 4,8 y Málaga con 4,5 millones, no llegan a ese número. Córdoba es la provincia andaluza que menos luz emite por kilómetro cuadrado ya que sus 3,5 millones de vatios, no llega ni a la mitad de lo registrado en Huelva.

Las luces LED son menos eficientes que las bombillas de sodio. Las luces LED son menos eficientes que las bombillas de sodio.

Las luces LED son menos eficientes que las bombillas de sodio. / Nedd Chairi Muñoz (Palos)

En los 2.000 municipios españoles estudiados en el informe, es Madrid la que marca la tendencia por la cantidad de luz que emite al cielo, seguida por Zaragoza, Sevilla,Barcelona, Valencia, Murcia, Málaga, Cartagena, Vitoria y Córdoba, siempre en valores absolutos en potencia total.En cualquier caso, no se trata de los municipios más contaminantes si se tiene en cuenta la superficie de cada uno de ellos, que es cuando tanto Palos como San Juan ascienden posiciones entre los más contaminantes de todo el país. Sobre las razones que les han llevado a establecer los criterios que han conducido a la clasificación de contaminación lumínica, Alejandro Sánchez asegura que se encuentran, tanto en las políticas de inversión, como en el mismo tipo de iluminación que se elige en cada uno de los casos. Así, se parte de la errónea creencia –al menos a su juicio– de que las luminarias LED tienen una mayor eficiencia energética, algo que se contradice con el gran gasto que supone para las arcas municipales en cada uno de los municipios donde se ponen en funcionamiento. Ello es debido a que no se tiene en cuenta uno de los factores fundamentales a la hora de determinar dicha eficacia, como es la temperatura de color.

Intensidad lumínica en Palos de la Frontera. Intensidad lumínica en Palos de la Frontera.

Intensidad lumínica en Palos de la Frontera. / Nedd Chairi Muñoz (Palos)

Así, éstas llegan a los 4.000 grados Kelvin, mientras que la Unión Europea recomienda que nunca sobrepasen los 3.000 y se elaboran reducirlas a 2.200, por lo que deberían ser de color ámbar en lugar de blancas, una alternativa que ha sido elegida por las Canarias, un ejemplo en toda la política nacional en este capítulo.Además, está el capítulo de las inversiones, toda vez que cada una de las farolas que utilizan tecnología LED llegan a costar unos 600 euros por cada una, por lo que desde la universidad de Exeter se recomienda la alternativa de las bombillas de sodio, mucho más baratas que las anteriores ya que llegan apenas a los 12 euros por unidad, son igual de eficientes, en especial si se orientan hacia el suelo.A pesar de que entre los años 2007 y 2015 se produjo una “ligera reducción del consumo eléctrico en alumbrado público” tal y como se recoge en el Ranking de la Contaminación lumínica en España, precisa corregir la incertidumbre en algunos de los aspectos, ya que los ayuntamientos tienen un apreciable descuento en cuanto a la tarifa que pagan por dicho consumo y que estaba regulada por ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios