Huelva

Huelva es una de las ciudades que más multa por no recoger excrementos de perros

  • El Ayuntamiento impone 245 sanciones por el incumplimiento de las ordenanzas de limpieza

  • Agentes de paisano controlan a los propietarios en las zonas marcadas como más conflictivas

También en las zonas jardinadas hay obligación de recoger los excrementos de las mascotas. También en las zonas jardinadas hay obligación de recoger los excrementos de las mascotas.

También en las zonas jardinadas hay obligación de recoger los excrementos de las mascotas. / Josué Correa (Huelva)

Huelva es una de las ciudades de España donde más se multa a los dueños de los perros por no recoger los excrementos que los animales dejan en la vía pública. Así lo recoge un estudio realizado por Pipper on tour y que se basa en las respuestas recibidas por los ayuntamientos de más de 50 capitales españolas.

En el informe se recoge que “las dos únicas ciudades que destacan por haber realizado un esfuerzo sancionador importante son Málaga con 262 multas seguida de Huelva con 245. El resto de capitales nacionales oscilan entre un abanico que va entre las 0 y las 80 multas, pero “hay que resaltar que la mayoría (31) no impusieron más de diez en todo el año, o directamente no sancionaron a nadie”. El estudio destaca también el esfuerzo llevado a cabo por algunas capitales donde se sanciona a los dueños de los animales que orinan donde no deben. En este apartado destacan dos capitales andaluzas como Almería con 18 multas y Cádiz con 27.

De todos los ayuntamientos de las capitales de provincia, el estudio destaca que seis contemplan en sus ordenanzas sanciones por encima de los 500 euros para los dueños de los perros que no recojan los excrementos de los animales y las multas no superan en ningún caso los 1.500 euros.

En el caso de la capital onubense, el estudio destaca que “atribuye sus multas a dos campañas que realizó a lo largo del año 2019 –el año pasado no se analiza debido a las particularidades impuestas por la pandemia– después de auditar las zonas de la ciudad más afectadas por la suciedad. En ellas desplegó agentes de paisano para sancionar a los infractores.

Una imagen de excrementos de perros en las calles de la capital onubense. Una imagen de excrementos de perros en las calles de la capital onubense.

Una imagen de excrementos de perros en las calles de la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

Según reconoció a Huelva Información el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Luis Albillo, “uno de los principales problemas de la limpieza de todas las ciudades de nuestro país lamentablemente sigue siendo la presencia de excrementos caninos en las calles. Huelva no es ajena a este problema, un problema enquistado que se debe a la conducta incívica de algunos propietarios de estas mascotas y que genera muchas quejas y denuncias del resto de la ciudadanía”.

El responsable de la seguridad pública del Consistorio onubense, reconoce que “desde el Ayuntamiento de Huelva venimos trabajando hace varios años, tanto desde la Concejalía de Seguridad como de la de Infraestructura, en la solución de esta problemática con diferentes acciones, como el refuerzo de limpieza en las zonas de la ciudad más afectadas, el reparto de un kit especial de limpieza entre los propietarios, la mejora de los parques caninos, la realización de una campaña de sensibilización y la puesta en marcha de una unidad específica de paisano de la Policía Local para vigilar el cumplimiento de la Ordenanza”.

Según Albillo “hemos llevado a cabo una auditoría de la ciudad para detectar esos puntos rojos donde se concentran más excrementos y en los que hemos reforzado las inspecciones de la unidad especial desde 2019. Se trata de la puesta en marcha de inspecciones que han llevado aparejada una labor sancionadora frente a aquellos propietarios que no cumplen con sus obligaciones”.

A pesar de todo, reconoce el concejal que “poner muchas multas, 245 en 2019, no es una buena noticia, porque lo que pone de manifiesto es que hay una parte de los propietarios que no cumplen con su responsabilidad y que causan un doble daño, por una lado al resto de vecinos que no pueden disfrutar de un barrio y una ciudad limpia, y, por otro, a la imagen del resto de dueños de mascota que si cumplen con sus obligaciones. Las multas por incumplir la Ordenanza tienen un carácter disuasorio, no un afán recaudatorio, y nuestro deseo sería no tener que poner ninguna más”.

Excrementos de perro en una calle de la capital onubense. Excrementos de perro en una calle de la capital onubense.

Excrementos de perro en una calle de la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

Para el concejal “sin duda somos uno de los Ayuntamientos que más medidas lleva tomando en este campo con el fin de promover el compromiso de los ciudadanos en lo que consideramos una labor común, porque la limpieza de Hueva requiere la colaboración y el cumplimiento de todos”.

Queda mucho por hacer. Pipper on tour advierte –dejando al margen ciudades como Huelva que sí hace cumplir las ordenanzas locales con sanciones– de esa “laxitud municipal” en la mayoría de las capitales nacionales en el control de los excrementos de los animales, algo que genera “descontento” entre los vecinos que tienen perro, ya que “la mayoría cumple con la recogida sistemática de los mismos y ve que la suciedad da una imagen errónea de las mascotas”. Lo cierto es que cada vez hay más propietarios armados de bolsas para recoger esos excrementos, aunque a la vista de las sanciones, todavía queda mucha pedagogía por hacer entre los restantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios