Huelva

El obispo de Huelva pide ante la Virgen de la Cinta el final de la pandemia del coronavirus

  • El triduo se celebrará todos los días a las 12:00 en el santuario a puerta cerrada, retransmitido por las televisiones locales

José Vilaplana en el primer día del triduo de rogativas. José Vilaplana en el primer día del triduo de rogativas.

José Vilaplana en el primer día del triduo de rogativas. / Josué Correa

En el santuario de la Cinta se ha iniciado el triduo de rogativas que la Hermandad de la Patrona celebra para implorar el final de la pandemia del coronavirus, que se prolongará hasta el viernes a puerta cerrada y retransmitido por las televisiones locales.

La misa la ha presidido el obispo de Huelva, José Vilaplana Blasco, que concelebró con el vicario para la Celebración de la Fe, Emilio Rodríguez Claudio, y el rector del santuario, Andrés Vázquez.

Se inició con el rezo del Regina Coeli y la oración del Papa Francisco en este tiempo de pandemia, en la que se implora a la Virgen para el final de la misma.

El obispo inició su homilía con un recuerdo y agradecimiento a los medios de comunicación, a los que reconoció su papel tan importante de informadores en este tiempo que se está viviendo.

El obispo tuvo un reconocimiento a los medios de comunicación por su labor en la pandemia. El obispo tuvo un reconocimiento a los medios de comunicación por su labor en la pandemia.

El obispo tuvo un reconocimiento a los medios de comunicación por su labor en la pandemia. / Josué Correa

Una ocasión esta del triduo para acercarse a través de los medios de comunicación hasta al santuario, “para que sintáis en vuestros hogares la alegría de poder ver a la Madre de la Cinta”, dijo José Vilaplana.

En las peticiones de los fieles fue el hermano mayor de la Hermandad de la Cinta, Esteban Brito, quien pedía en nombre de todos ante la Virgen de la Cinta el final de la pandemia. Hay que recordar que se celebran estos cultos al igual que ocurriera en la gripe de 1918, cuando la Hermandad de la Cinta inició un triduo de rogativas que culminó el día 31 de octubre con el traslado de la Virgen Chiquita de la Cinta hasta la parroquia de San Pedro, para que estuviera más cerca de los onubenses.

José Vilaplana habló en su homilía del Señor como luz, “para que nuestros pasos sean acertados en un mundo de tinieblas; El quiere ser luz y que nosotros reflejemos esa luz”.

Una luz, recordó, que es como se le implora a la Virgen de la Cinta en su Salve de los Marineros: “Dios te Salve Luna llena”.

 “La Virgen se deja iluminar por la luz de Dios, Luna llena en esta noche de preocupación”. Así, dijo que Ella “nos aparece como una luz que nos permite abrazar la Luz de Señor. La Virgen María es la Madre llena de luz, de consuelo, en las tinieblas”.

Pedía así, ante la Virgen de la Cinta el final de la pandemia que estamos sufriendo: “Eres la luz en mi oscuridad, en el camino de la vida”. Rogaba que asista “a tu pueblo” y, añadió, que se ofrecerán estos días del triduo para “que Ella nos libre de esta pandemia”.

La celebración culminó con el canto de la Salve de los Marineros, en una grabación del Coro de Campanilleros Virgen de la Cinta.

Las retransmisiones se podrán seguir todos los días a las 12:00, en Huelva Televisión y Teleonuba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios