Huelva

Hermanos de Pasión piden el cese de la actual junta de gobierno

  • 268 firmantes solicitan un cabildo general extraordinario para exigir al Obispado su revocación y la convocatoria de elecciones

Nazarenos de Pasión, durante la procesión del Martes Santo de este año. Nazarenos de Pasión, durante la procesión del Martes Santo de este año.

Nazarenos de Pasión, durante la procesión del Martes Santo de este año. / alberto domínguez

Lo que debía de ser un año inolvidable para los cofrades de Pasión, con motivo del centenario fundacional -en su carácter penitencial- de la cofradía del Señor del Barrio Alto, ha pasado a convertirse desde hace algunos meses en un auténtico viacrucis en el que las diferencias de opinión entre un grupo de hermanos y la junta de gobierno de la Sacramental de San Pedro son más que evidentes. Y, además, ha saltado a la calle como uno de los principales temas en los mentideros cofrades de la ciudad.

La situación se ha acentuado aún más tras la Semana Santa, pero antes de ella, según han indicado algunos hermanos de Pasión a Huelva Información, ésta era algo inestable y muchos cofrades barruntaban lo que iba a suceder. Y así ha ocurrido. Recientemente, un total de 268 hermanos -descontentos del rumbo de la cofradía, de la gestión de la junta de gobierno y de las decisiones adoptadas en los últimos meses- han presentado en la secretaría de la hermandad las firmas necesarias para solicitar un cabildo extraordinario donde se inste al Obispado a que culmine la prórroga concedida durante un año a la junta de gobierno de Pasión, otorgada para conmemorar el centenario fundacional de la cofradía del Martes Santo y que debe expirar en junio de 2019. Así, exigen que ésta sea regida por una junta gestora y que se convoquen nuevas elecciones.

Los cofrades sienten un gran malestar tras las decisiones tomadas en los últimos meses

Entre el grupo de hermanos firmantes, según ha podido saber este periódico, se encuentran varios miembros de antiguas juntas de gobierno. Se da la circunstancia, además, de que la cifra de firmas presentadas es superior a los votos conseguidos en las elecciones con las que Rafael Luis Caballero se convirtió a finales de junio de 2014 en hermano mayor de Pasión (246 votos). Con las 268 firmas presentadas se rebasa la cantidad exigida en porcentaje según los estatutos de la hermandad, tal como aparece en la regla 48, referente a la convocatoria de un cabildo general extraordinario: "Se deberá en todo caso convocar, cuando exista una petición suscrita por un número de hermanos igual o superior al quince por ciento de los hermanos con derecho a voto del último censo aprobado".

Algunos de estos cofrades de Pasión "de toda la vida" señalan que el origen de este desacuerdo tiene su origen en la llegada del sevillano Luis Martín Núñez como capataz del palio de la Virgen del Refugio, quien se estrenó en el Martes Santo de 2017, aunque otros hermanos comentan que antes también existía cierta "inestabilidad".

Posteriormente, la situación se agravó cuando la junta de gobierno de Pasión cesó en el mes de abril de este año -tras la Semana Santa- a Antonio González como capataz del paso de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, tras 24 años de trabajo en la cofradía. Días más tarde dimitieron el diputado de cultos y varios miembros de la Comisión del Centenario. Por otro lado, el 4 de mayo, en la procesión extaordinaria de la Virgen del Refugio, el enfado de muchos cofrades se acrecentó, al acudir una cuadrilla de costaleros de Los Gitanos (Sevilla) para sacar a la titular mariana.

Y la gota que ha colmado el vaso de buena parte de los hermanos de Pasión ha sido el nombramiento de Juan Manuel Martín Jiménez -histórico capataz de Nuestro Padre Jesús de la Salud (Los Gitanos)- como nuevo capataz del Señor del Barrio Alto, una decisión tomada por la junta de gobierno de Pasión en el cabildo de oficiales del pasado 11 de junio. De esta forma, será él quien lleve el martillo del paso del Señor durante la procesión extraordinaria del próximo 22 de septiembre.

El hermano mayor de Pasión, Rafael Luis Caballero, ha comentado a Huelva Información que ante esta compleja situación la hermandad dará respuesta oficial cuando se analicen las 268 firmas y se comprueben que sean correctas ya que, en su opinión, "todas no son válidas". Según Caballero, la cantidad presentada es suficiente para solicitar un cabildo general extraordinario, toda vez que la cofradía del Martes Santo cuenta con unos 1.800 hermanos.

Sobre esta circunstancia, afirma que "es un derecho que tienen los hermanos y hay que admitirlo". Sin embargo, insiste en que quien tiene que decidir sobre este tema es el Obispado, al ser una prórroga, pero antes debe comunicarle la situación al párroco y a los hermanos.

En cualquier caso, según asegura Caballero y así se estipula en los estatutos de la hermandad, la celebración de un cabildo de carácter extraordinario tendrá lugar en las próximas semanas y siempre en fecha anterior al 22 de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios