OCIb 2019 Mariscal Romero habla del rock, de "lo auténtico"

  • El VII Encuentro Iberoamericano de Prensa reivindica el periodismo musical

Vicente Mariscal Romero, José Antonio Nieto y Mariano Muniesa posan antes de la conferencia. Vicente Mariscal Romero, José Antonio Nieto y Mariano Muniesa posan antes de la conferencia.

Vicente Mariscal Romero, José Antonio Nieto y Mariano Muniesa posan antes de la conferencia. / Alberto Domínguez

La revista La heavy fue fundada en 1982 y sigue publicándose 37 años después, en papel, vendiéndose en los quioscos, también al otro lado del Atlántico. Incluso, a pesar de que otras cabeceras de gran poder, como la edición española de Rolling Stone, se quedara en el camino. Su director y creador, Vicente Mariscal Romero, dice que es “cuestión de fe”. También claves “no quejarse” y “ser auténticos”, como el propio rock, contestatario, alternativa al poder, “la palabra unida al virtuosismo”, como aquellos primeros temas de Dylan.

La palabra de Mariscal Romero –con marchamo onubense, además, de Isla Cristina– es la de la experiencia, ejemplo de coherencia en el predicamento, toda una institución en el periodismo musical de España, nombre imprescindible de aquel movimiento en el que fue pionero en los setenta y los ochenta, en la radio y en la prensa. Un nombre clave que ha centrado la primera jornada del Encuentro Iberoamericano de Prensa, organizado por la Asociación de la Prensa de Huelva en el marco del Otoño Cultural Iberoamericano (OCIb) en Huelva cada mes de noviembre.

Esta séptima edición será especial por celebrarse en ese marco único que es la Centro de la Comunicación Jesús Hermida, nunca sitio mejor para un encuentro de este tipo. Pero también por dedicarse, por fin, a reivindicar un género fundamental en el periodismo, como es el musical, presente en todos los formatos, con cadenas propias, incluso, como destacó en la presentación el presidente de la APH, Rafael Terán, y plataforma que multiplica el sentido de la música como revolución social en cada época.

A finales de los años 60 y en los 70, el rock marginado por el régimen tenía su altavoz en España en la radio, en esos programas alternativos en los que Mariscal empezó a erigirse en uno de sus grandes referentes en el país.

Cuenta orgulloso que no quiso aceptar nunca las ofertas de la radiofórmula por antonomasia, Los 40, “para no ser un papagayo que decía lo que le marcaba alguien desde un despacho”. Contaba en la mesa redonda que abrió el encuentro iberoamericano que nació en Isla Cristina, “reivindicando, deseando, un mundo más justo”. Porque el rock, la música “auténtica” que defenderá siempre, sigue ese camino de búsqueda de “un mundo mejor, de respeto a todos”.

A su lado, además del músico onubense Mon Domínguez y otro impresindible de las ondas, José Antonio Nieto, creador en Huelva del mítico Tinto Rock, el periodista madrileño Mariano Muniesa defendió y definió el periodismo musical como “periodismo de trinchera”, primero en una época en la que nada más había al alcance del público sobre determinada música, y ahora más, “con acceso ilimitado pero con más desinformación que nunca y mucha intoxicación informativa”.

Por eso, en el contexto actual de cambios tecnológicos, “una revolución que nos ha cogido en los últimos 15 años”, de cambios en la estructura del mercado y en los hábitos de consumo, Muniesa ve una oportunidad “en las alternativas que ofrece internet, en la radio indómita, en el periodismo de trinchera”, insiste, frente a la música “prefabricada, diseñada”, por las grandes corporaciones con los intereses de unos pocos.

Aunque junto a eso, Mariscal Romero reivindica “las sensaciones del papel en las manos, las friturillas del vinilo: es fascinante”. “Si se tiene fe y se dice la verdad, el periodismo musical siempre va a existir”, sentenció para acabar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios