Tribunales

Manuel Felipe Garoña preside la Asociación de Abogados Extranjeristas de España

  • El letrado isleño afronta dos años de mandato con el objetivo de “transformar la extranjería”

Manuel Felipe Garoña, presidente nacional del colectivo. Manuel Felipe Garoña, presidente nacional del colectivo.

Manuel Felipe Garoña, presidente nacional del colectivo. / H. Información (Huelva)

El letrado Manuel Felipe Garoña, natural de Isla Cristina y experto en extranjería, ha sido elegido presidente de la Asociación de Abogados Extranjeristas de España para los próximos dos años. En la directiva del colectivo le acompañan el valenciano Paco Solans -como vicepresidente y portavoz- y otros conocidos extranjeristas como Andrés Ceballos (Cantabria), Olga Hernández de Paz (Barcelona), José Luis Rodríguez Candela (Málaga), Fátima Sanchez (Asturias), Maribel Álvarez (Pontevedra) y César Tocino (Salamanca).

Garoña indica a Huelva Información que "representar a un grupo de abogados caracterizados por la lucha y la superación constante y con el más alto grado de compromiso y solidaridad dentro de la abogacía es un auténtico honor", por lo que espera "corresponder y hacer que este sector de la abogacía tenga la consideración que merece: establecer estándares de calidad, luchar contra el intrusismo y elevar la imagen de este colectivo son objetivos fundamentales para mí".

El lema de su candidatura ha sido "Transformar la extranjería". Esto es, afirma, porque esta asociación -que se constituyó en La Rábida hace cinco años- "ha conseguido reunir a más de un centenar de abogados especialistas, entre los que se encuentran los más expertos extranjeristas de nuestro país y que atesoran conocimientos y experiencia como para no solo actuar en la defensa de nuestros clientes, sino de señalar los obstáculos de la legislación y poner de relieve un sistema administrativo y judicial que toman al extranjero como el enemigo".

Uno de sus objetivos es "introducir el concepto de la perspectiva de integración (en paralelo a la perspectiva de género)", de modo que este "ilumine la interpretación que hacen los jueces en sus sentencias, contaminadas muy a menudo por esa percepción ideológica que tiene actualmente nuestra sociedad".

El proyecto de Garoña y su equipo pretende organizar a los letrados especialistas en torno a una idea de Justicia y defensa de los derechos humanos de un colectivo discriminado, desfavorecido, y a veces pisoteado por leyes abusivas y políticas atropelladas de la Administración, "en un contexto político desfavorable y con una judicatura ensimismada en sus propios errores".

Supone, sin embargo, un reto por la difusión de un mensaje positivo, con una adelantada política de comunicación, denunciando y difundiendo "las barbaridades que se cometen en este campo y colaborando activamente con los medios, fomentando la sensibilización y la imagen de los abogados".

La asociación se ha propuesto ser capaz de marcar un signo de calidad en el trabajo, continuando con una labor crítica de formación continua e investigación en profundidad.

El trabajo será en red, no sólo extendiendo una amplia red de profesionales que compartan la visión y las sensibilidades del colectivo, sino extendiendo su actividad a la conexión con otras redes a nivel europeo, con un proyecto de relaciones institucionales que sirva para exigir mejoras responsables cuyo diseño debe ser propuesto, y no sólo reivindicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios