Huelva

Gañafote cumple “un sueño” con el premio AJE al emprendimiento

  • Joaquín Rasco, director general de la firma textil onubense, destaca el valor del trabajo de todo el equipo en el éxito de la marca

Joaquín Rasco recibe el premio AJE 2020. Joaquín Rasco recibe el premio AJE 2020.

Joaquín Rasco recibe el premio AJE 2020. / M. G. (Huelva)

El trabajo del joven empresario moguereño Joaquín Rasco ha sido reconocido con el empremio Iniciativa Emprendedora otorgado recientemente por la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Huelva por su labor al frente de Gañafote. La firma textil es “una empresa con alma, que no para de inventar, y que se ha hecho con el corazón de cientos de clubes a nivel nacional, por sus originales diseños y su creatividad, como lo hizo en su día mi paisano Juan Ramón Jiménez, con sus poemas”, afirma su responsable Joaquín Rasco.

Rasco vive el sueño de cualquier empresario. Su proyecto, el que tantas horas sin dormir le restó en sus primeros meses de vida, ha sido premiado en su tierra, tan solo cuatro años después. Siempre, con su equipo por bandera, este moguereño reconoce “no ser merecedor de esta distinción”, ya que considera que “en Huelva hay un gran talento empresarial que merece este tipo de reconocimientos. Gente joven, muy preparada y con muchas ganas de triunfar”.

Sin embargo, esta empresa de nombre canalla y divertido ha sido este año reconocida con este galardón. Gañafote es una empresa joven, pero ya consolidada a nivel nacional, con presencia en casi todas las comunidades autónomas españolas y con proyección internacional, por sus originales equipaciones deportivas coloridas y personalizadas, nada convencionales y de fabricación propia.

Esa es su principal marca distintiva. La originalidad y la creatividad en sus diseños, que le han llevado a vestir a equipos de muchas modalidades deportivas, destacando la presencia en categorías como la Segunda División B del Fútbol Español o vestir al campeón de la Liga Nacional de Badminton, el IES La Orden. Para Gañafote nunca ha habido límite en sus diseños, ni en sus prendas. “Todo a base de trabajo y esfuerzo, a pesar de las dificultades en el camino”, asevera Rasco.

Incluso, este año, en plena pandemia mundial y con las competiciones deportivas paradas debido al Covid-19, la marca onubense ha sido capaz de reinventarse con la creación, fabricación y diseño de mascarillas personalizadas para miles de empresas, colectivos como policías, bomberos o guardias civiles, ONGs o clubes deportivos. “Renovarse o morir”, señala Rasco. “No nos quedaba otra salida que volver todo el equipo tras el confinamiento y activarnos, para volver a nacer de nuevo”, indica.

“Gañafote es mucho más que una marca”, dice su director general. “Gañafote es una filosofía de vida, una seña de identidad de nuestros clientes, que han podido ver en sus camisetas sus iglesias, sus emblemas, sus calles, sus alimentos más destacados… Esa es nuestra idea. Vender imagen de los clubes y de su entorno”, dice Rasco. Y eso es lo que les ha llevado a sacar los pies del plato y a distinguirse de otras empresas, llegando a Estados Unidos, Reindo Unido, Bélgica, Andorra, Alemania o Francia, con su textil deportivo.

Queda mucho camino por recorrer, y lo haré junto a los míos, creando empleo y riqueza y con los pies en el suelo”, pues según reconoce, “no son tiempos fáciles”. Este año, se suspendía otra de las señas de esta empresa y otra pata de su actividad: los eventos. Se suspendía la Gañafote Cup, que ha logrado traer a Huelva en las últimas ediciones a más de 90 equipos como Atlético de Madrid, Sevilla FC, Málaga o Real Betis, y a más de 1500 niños participantes.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios