Huelva

La Fundación Endesa, el Fondo Social Europeo y Cáritas Huelva forman a 12 personas en mantenimiento de instalaciones y edificios

  • El objetivo del programa es capacitar a las personas, en situación de vulnerabilidad o exclusión, para optar a esas ocupaciones, ya que la carencia formativa es una de las barreras fundamentales para encontrar un empleo

Algunos de los participantes en la formación. Algunos de los participantes en la formación.

Algunos de los participantes en la formación. / M. G. (Huelva)

Un total de 12 personas procedentes de los proyectos de Cáritas y de las Cáritas Parroquiales de la provincia de Huelva, han iniciado un pretaller laboral de mantenimiento de instalaciones, gracias al apoyo formativo de la Fundación Endesa y el Fondo Social Europeo.

Este pretaller en la provincia de Huelva surge al encontrar un potencial de empleo muy importante en los trabajos de mantenimiento e instalación en edificios. Esto se debe al gran número de empresas dedicadas al sector hostelero, así como a la existencia de uno de los polos industriales mayores de Europa, al que hay que sumar las empresas subsidiarias que trabajan para él. Precisamente esta necesidad ha llevado a la Fundación Endesa y a Cáritas Diocesana de Huelva a establecer acciones formativas que capaciten a las personas, en situación de vulnerabilidad o exclusión, para optar a esas ocupaciones, ya que la carencia formativa es una de las barreras fundamentales para encontrar un empleo.

El curso impartido esta semana tiene una duración de 620 horas y cuenta con varios módulos que tratarán temas muy diversos como electricidad, fontanería, albañilería, pintura, limpieza y jardinería, carpintería, y un módulo especial sobre habilidades sociales.

Todos estos cursos incluyen una parte transversal donde se trabajará la igualdad, la sensibilización medioambiental, la alfabetización digital, la prevención en riesgos laborales y los derechos laborales. Esto contribuirá a que los 12 participantes desarrollen sus habilidades sociales y laborales, mejorando su grado de empleabilidad.

El perfil de los participantes es muy variado. Fundamentalmente se trata de personas en situación o riesgo de pobreza, familias con o sin hijos que viven en hogares sin empleo, personas que tienen dificultades de integración en el mercado de trabajo, mayores de 45. El curso concede una especial atención a personas que presentan un mayor déficit formativo y escasa experiencia laboral.

La metodología del curso está adaptada a los perfiles de los participantes, facilitando su desarrollo y la adquisición de competencias. A través de un clima de aprendizaje positivo, potenciando la interacción alumno-profesor. Cuenta asimismo con un espacio de escucha y reflexión, para mejorar y superar dificultades, proporcionando así una alta motivación a los participantes

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios