Huelva de ayer a hoy

Las Fiestas Colombinas de José Caballero y Pedro Gil-Mazo

Detalle del cartel de José Caballero de 1943.

Detalle del cartel de José Caballero de 1943.

Ahora que arrancan las Fiestas Colombinas las queremos anunciar con este cartel de José Caballero cuando cumple aquella obra artística su 80 aniversario. Lo cierto es que lo primero que vemos es que entonces se cuidaba muy mucho la cartelería para anunciar uno de los acontecimientos más importantes del año onubense como lo sigue siendo ahora. En la lista de cartelistas de aquella época tenemos a grandes artistas del panorama nacional y, entre ellos, a los no menos importantes autores onubenses como es el caso de José Caballero que es a quien traemos a este domingo de la Huelva de ayer a hoy. Un prestigio, sin duda, para las fiestas.

Boceto del cartel de José Caballero en la colección de Pedro Gil-Mazo, en su sala de Punta Umbría. Boceto del cartel de José Caballero en la colección de Pedro Gil-Mazo, en su sala de Punta Umbría.

Boceto del cartel de José Caballero en la colección de Pedro Gil-Mazo, en su sala de Punta Umbría. / Foto Manuel Blanco

Se trata este de un cartel que siempre me sorprendió, cada vez que lo veía en la casa de mi recordado y añorado amigo Pedro Gil-Mazo. Nada más visitar su casa estaba ahí el cartel enmarcado. Su amigo Pepe Caballero le había regalado nada menos que el boceto del que había partido el trabajo pictórico. El tiempo, sin duda, había dejado su huella pero todavía desprendía la fuerza pictórica del mismo que se deja ver entre las cuadrículas preparadas para pasarlo a otro formato.

Pedro le tenía especial cariño a este boceto de Caballero, a pesar de poseer otras obras suyas, porque este evocaba un tiempo también vivido por él en las fiestas de nuestra ciudad. Unía a ambos artistas por el vínculo, no solo pictórico, sino por el latido del corazón de una Huelva tan presente en ambos. Artistas, amigos, paisanos…

Un día de antes de la Pandemia llegó a mis manos un cartel de aquellos de los que Caballero había hecho para las Colombinas de 1943 y, la verdad, que me dio un vuelco el recuerdo, vino de nuevo a mí tantos momentos vividos junto a Pedro Gil-Mazo con otros muchos amigos y amigas, en esa casa que siempre era un hervidero de proyectos, donde entrar en su estudio era el olor a la pintura, ver que los trozos de madera, redes… tomaban nueva vida y vida artística en sus murales.

Cartel d elas Fiestas Colombinas de 1943, de José Caballero. Cartel d elas Fiestas Colombinas de 1943, de José Caballero.

Cartel d elas Fiestas Colombinas de 1943, de José Caballero. / Archivo Sugrañes

Aquel boceto al que el tiempo le había robado la intensidad de la emoción del color se me mostraba pleno y, puedo asegurar, eran muchas las sensaciones que he ido guardando hasta este momento esperado del 80 aniversario para su publicación.

El reencuentro con el boceto fue echar el recuerdo 20 años atrás, aquel difícil mes de enero de 2003 cuando Pedro partió hacia el infinito para quedarse para siempre en la Ría azul de su Punta Umbría. Cada año es un recuerdo especial por tantos veranos de amistad y es cuando me gusta con Leonor ver las gaviotas en su paseo, esas mismas gaviotas que en casa no solo tenemos pintadas por él sino dedicadas por el amigo.

El año que viene se cumplirán dos décadas de la inauguración del monumento al inicio de su paseo, al pie de la avenida de Andalucía, entre la arena y la Ría. Su pueblo le nombró Hijo Predilecto a título póstumo. ¡Cuántas cosas aún le debemos!

Este cartel evoca un tiempo o muchos tiempos a la vez, unidos al recuerdo. La amistad de Pedro Gil-Mazo con Pepe Caballero hizo que este volviera, en 1990, a Punta Umbría y se evocara aquella juventud que jugó en la arena blanca y en un atlántico tan azul y tan nuestro. Gil-Mazo era el director de la Casa de la Cultura de Punta Umbría.

En la fotografía aparecen Luis Rosales, María Fernanda, Pedro Gil-Mazo, José Caballero y Rafael Montesinos y el alcalde de Punta Umbria, Gregorio Jiménez Vidosa, en la inauguración de la sala José Caballero de la Casa de Cultura, en 1990. En la fotografía aparecen Luis Rosales, María Fernanda, Pedro Gil-Mazo, José Caballero y Rafael Montesinos y el alcalde de Punta Umbria, Gregorio Jiménez Vidosa, en la inauguración de la sala José Caballero de la Casa de Cultura, en 1990.

En la fotografía aparecen Luis Rosales, María Fernanda, Pedro Gil-Mazo, José Caballero y Rafael Montesinos y el alcalde de Punta Umbria, Gregorio Jiménez Vidosa, en la inauguración de la sala José Caballero de la Casa de Cultura, en 1990.

Aquel reencuentro llevó consigo el homenaje que Punta Umbría tributó a José Caballero de manera generosa, a quien le hizo Hijo Adoptivo le dedicó una avenida y una sala de exposiciones.

Volvemos al cartel, que es lo que nos trae a este recuerdo de hoy y de nuevo vuelve a unir Huelva y Punta Umbría y es que ese boceto se encuentra hoy expuesto en la Sala Pedro Gil-Mazo del centro cultural municipal de su localidad.

Vemos que utiliza sencillamente el elemento más evocador y no menos importante por su repetición que las Tres Carabelas. Si se pudiera pensar que es sencillo en su idea conceptual pero, igualmente, con una gran fuerza evocadora, donde las carabelas en su número de tres nos llevan a decir América. No hace falta más, pero sí el saber llevarla a un cartel. Todo sobre un mar turquesa, en un dibujo muy geométrico de las carabelas.

Con el recuerdo a ambos pintores deseo a todos unas felices Colombinas.

Inauguración en 2004 del monumento a Pedro Gil-Mazo en Punta Umbria. Inauguración en 2004 del monumento a Pedro Gil-Mazo en Punta Umbria.

Inauguración en 2004 del monumento a Pedro Gil-Mazo en Punta Umbria. / Eduardo Sugrañes

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios