Jornadas sobre Protocolos

Feafes denuncia el amarillismo que se usa en noticias sobre salud mental

  • La asociación lamenta el vínculo que se hace entre violencia y enfermedad mental

La jornada se celebró en el salón de actos de Cajasol. La jornada se celebró en el salón de actos de Cajasol.

La jornada se celebró en el salón de actos de Cajasol. / Nedd Chairi Muñoz (Huelva)

El daño que inflige el periodismo amarillista o sensacionalista, en el tratamiento de la salud mental fue ayer destacado en una de las mesas de debate incluidas en la Jornada Actualización de Protocolos en Salud Mental, que organizó la Asociación Feafes-Huelva en el salón de actos de Cajasol.

Tanto profesionales sanitarios, como de los medios de comunicación y familiares de enfermos mentales coincidieron en el hecho de la importancia que tienen los transmisores de información para que la sociedad tenga un concepto correcto sobre la salud mental y no se deje llevar por estereotipos.La mesa de medios de comunicación contó con la presencia del periodista de Huelva Información, Enrique Morán; de Canal Sur, Manuel Delgado y el director de la revista La Mar de Onuba, Pedro Echevarría. La mesa fue moderada por la también periodista Rosa Font.

El debate se centró en el ámbito que más daño hace a estos pacientes: la vinculación que los medios más sensacionalistas establecen entre violencia y enfermedad mental. La falta de rigor hace que se profundice en la ignorancia y se fortalezcan los prejuicios y la estigmatización que sufren estos pacientes.La preocupación de los familiares y pacientes, representados por Feafes, se dirigió hacia los profesionales de los medios allí presentes, para indagar si existen códigos para tratar este tipo de temas. Ante esta pregunta se puso de manifiesto la necesidad que existe de una comunicación entre ambas partes para que la información llegue a la sociedad lo más exacta posible y que los periodistas hagan uso de un vocabulario que sea correcto en sus enunciados pero no lesivo para la imagen y realidad de las personas con enfermedad mental.

Es tan fuerte aún la estigmatización que padecen las personas con enfermedad mental, que tan solo una noticia inadecuada que vincula la salud mental con la violencia, puede echar por tierra el esfuerzo que el colectivo lleva efectuando desde hace ya unos años, para acabar con los prejuicios que impiden en buena parte, la normalización de la vida de estos pacientes.

Lógicamente, la relación que se establece tan a ligera con la violencia por parte de los medios sensacionalistas es el aspecto que más preocupa al colectivo pero de ninguna manera, debe ser la única relación que la salud mental deba tener con los medios de comunicación. De este modo, se hizo un llamamiento a que se dé espacio a las noticias de carácter positivo que den testimonio de una realidad que ni mucho menos, es tan negra como la sociedad cree. Así se hizo un llamamiento a que, como sucede en otros países, personas que tienen enfermedad mental y que son relevantes en la sociedad por su posición y sus logros, den un paso adelante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios