Elecciones Generales 10-N Euforia por tres diputados en Huelva que devuelven al PSOE “a los orígenes”

  • Ignacio Caraballo destaca los resultados en la provincia y agradece el trabajo de toda la organización socialista

  • Sólo Huesca y Tarragona secundan en el resto del país a Huelva en el alza del partido en número de escaños

“Hemos vuelto a los orígenes”, terminaba exultante su intervención Ignacio Caraballo pasada la medianoche. Se refería el secretario general socialista en Huelva a los resultados conseguidos, a ese tercer escaño ganado para el Congreso. Como alguien dijo antes de que empezara a llenarse la sede de gente eufórica, una vuelta “a los tiempos de Carlos Navarrete”, el histórico dirigente del socialismo onubense que elevó el PSOE a las cotas propias de convertir esta provincia en un auténtico bastión para el partido en España.

Este atípico 10 de noviembre, con todo el riesgo que había por ser repetición electoral, pasará a la historia en Huelva por ese repunte, el único en Andalucía, sólo en Huesca y en Tarragona a la altura de lo logrado aquí. Y Caraballo lo hizo notar: “Acaba de llamarme el presidente de la Diputación de Huesca para felicitarnos”.

La alegría del secretario general onubense se veía de lejos. Y eso que ya hace días que manejaban datos que vaticinaban ese posible tercer escaño, al que los primeros avances del escrutinio también apuntaban. Pero como hasta el final, muy hasta el final, no se resolvió, la incógnita y la emoción se prolongaron más de la cuenta. “Si lo tenemos que perder con alguien, mejor con Unidas Podemos”, se resignaban algunos en la sede mientras el recuento avanzaba hasta el 100%.

No hizo falta el consuelo. Y ese resultado, el escaño para la concejal moguereña María del Pilar Rodríguez, se tradujo en una entrada triunfal más allá de las once y media de la noche. Hasta poco antes, la sede había permanecido prácticamente vacía, apenas unos trabajadores y prensa, y dos estudiantes italianos en Huelva, una, miembro del Partido Socialista Italiano, y otro, del Partido Democrático, allí presentes para seguir la noche electoral española para sus partidos.

Candidatos y dirigentes se quedaron esperando en un bar junto a la sede provincial. En la calle, desafiando el fresco, que no era tanto, sobre todo en una noche como ésta, en las que sube la adrenalina, por más o menos confianza que pudiera haber. Afiliados y simpatizantes, interventores y apoderados, se resistían a llegar a la sede. Poco público, quizá, para la gran fiesta que se presumía por el excelente resultado local que tampoco desmerecía el global nacional, aguantando el tipo más allá de las encuestas.

La euforía en Caraballo era patente pero la celebración fue también contenida, al menos de entrada. Sin grandes aspavientos pero sin renunciar al mérito de haber dado respuesta a la necesidad del momento. El responsable de los socialistas onubenses tuvo que contenerse y esperar a que hablara “el gran jefe”, no fuera a eclipsarle, bromeó.

Antes de hablar, “el mapa”, pedía desde el estrado, esa infografía con los municipios onubenses coloreados de rojo: “72 de 80 municipios más las dos ELA, Tharsis y La Redondela; 74 ayuntamientos”, proclamaba Ignacio Caraballo acompañado de otros números incontestables: “39.000 votos más que el segundo, y 42.000 más que el tercero. Deben ser unos datos terroríficos para ellos, buenísimos para nosotros” destacó.

“Es momento de agradecer a las más de 91.000 personas que han confiado en el Partido Socialista en esta provincia”. Aunque el agradecimiento fue, sobre todo, para “el trabajo de todos ustedes”, dijo a los presentes, “miembros de la organización”. “Debemos felicitarnos por la enorme organización en esta provincia. E insisto en felicitar a miles de simpatizantes, también, que no tienen carné, que no alardean, pero que confían en este partido y lo defienden. Mi agradecimiento a todos ellos”.

Tampoco faltó “un reconocimiento muy especial” a los miembros de las candidaturas socialistas, “que se han pateado toda la provincia”. “Es un éxito de todos los que estáis aquí, y también de los que están en Cabezas Rubias, en Chucena, en Cortelazor y todos los pueblos de la provincia”.

Para acabar, claro, palabras para “Pedro Sánchez y sus políticas”, que “han dado un giro radical a la política del PP en estos nefastos siete años atrás”. “Este resultado es un reconocimiento a ese trabajo de Pedro Sánchez y a sus iniciativas”. Y un deseo para acabar, como confianza al fin del bloqueo a la formación de Gobierno: “Espero que tardemos un tiempo en volver a disfrutar como ahora”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios