Huelva

Ercros entrega a la Junta el plan para mantener la factoría

  • La compañía presenta un proyecto para dejar abierta la planta de electrolisis cambiando su tecnología · La Junta tendrá que contestar si concede ayudas para ello

Comentarios 2

La dirección de Ercros ha dado el primer paso para el mantenimiento de parte de la factoría de Palos de la Frontera. Según comunicó ayer a los representantes de los trabajadores durante una reunión en Barcelona, la compañía ya ha entregado a la Junta de Andalucía un plan de viabilidad en el que recoge su propuesta para mantener la producción de la planta de electrolisis y evitar así la clausura por completo de la fábrica para convertirla en una plataforma logística.

El proyecto presentado por la empresa dejaría así la fábrica de Palos con una de las tres plantas con las que cuenta en la actualidad, la única que todavía está en funcionamiento. La empresa presentó en mayo un plan de reestructuración en toda España que incluye 182 despidos, la clausura de la planta de clorometanos de Flix y 24 suspensiones temporales, además del cierre de las tres plantas que tiene en Huelva. Sin embargo, tras una reunión con la Junta de Andalucía la pasada semana (y a pesar de haber considerado irrenunciable la clausura en Huelva), accedió a estudiar el posible mantenimiento de dos de las plantas de producción, la de dicloroetano (EDC) y la de electrolisis.

Esa es la propuesta que contestó el pasado lunes con la entrega de ese plan de viabilidad. Según el secretario provincial del Sindicato Provincial de Química (Fiteqa) de CCOO de Huelva, Manuel Jiménez, el plan de la empresa dejaría en funcionamiento la planta de electrolisis, pero ejecutando de inmediato un cambio tecnológico en la forma de producción obligado por la normativa europea. Con el paso de la tecnología de mercurio a la de membrana (esa sería la modificación) la empresa lograría reducir costes fijos y energéticos y hacer rentable la producción, ya que el principal argumento aportado por Ercros para el cierre de esta planta era el aumento de los costes de la energía.

En ese cambio tecnológico entraría en juego la Junta de Andalucía, a la que se pedirían ayudas económicas que la Administración autonómica ya se mostró dispuesta a dar a través de las órdenes de incentivos de la Consejería de Innovación. Por otra parte, el cierre de otras dos plantas implicaría una importante reducción de puestos de trabajo (actualmente 123) a negociar todavía, hasta quedarse una vez ejecutado el cambio tecnológico en el entorno de los 55 empleos (según cálculos sindicales).

Los sindicatos calificaron ayer la reunión como muy positiva, pero la Federación de Industrias Químicas y Afines de UGT advirtió que mantendría las movilizaciones convocadas para hoy. En la jornada de ayer unos 300 trabajadores de Ercros (según las centrales sindicales) se concentraron en la plaza Sant Jaume de Barcelona y ante la sede de Ercros durante la reunión entre la compañía y los comités de empresa.

55

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios