Huelva

Los jubilados de Endesa quieren que se mantengan los beneficios del fluido eléctrico

  • La eliminación de la concesión por parte de la compañía afectaría en Huelva a más de 500 exempleados

Asamblea de jubilados de Endesa. Asamblea de jubilados de Endesa.

Asamblea de jubilados de Endesa. / Alberto Domínguez (Huelva)

Los jubilados y prejubilados de Endesa quieren que la compañía les mantenga los beneficios del fluido eléctrico. El colectivo está dispuesto a iniciar medidas judiciales si se les priva de esta concesión, lo que afectaría en Huelva a más de quinientas personas, según manifestó Alfonso Regalado, ex empleado de Sevillana Electricidad y portavoz de la Asociación de Jubilados y Prejubilados de Endesa Huelva.

Regalado indicó que la empresa les da un plazo de seis meses, de manera que a partir del 30 de junio se eliminará el beneficio en el servicio eléctrico, una medida con la que “nos quitan una parte de nuestro salario”.

Explicó que, por sorpresa, Endesa pretende, “en un convenio que está negociando, quitarle a los jubilados, prejubilados y viudas el beneficio que tienen en los kilovatios de consumo eléctrico, cuando pagamos una parte en los impuestos y, en la declaración de la Renta, nuestro IRPF”.

Subrayó que “nadie nos está regalando la luz, la pagamos y la pagamos dos veces, una con nuestro IVA y otra con la declaración de la Renta, que por eso pagamos los jubilados Renta todos los años, por culpa del fluido eléctrico”.

Señaló que en los contratos vinculados a los Expedientes de Regulación de Empleo de 1998 y 2000 se recoge que “el fluido eléctrico es masa salarial, es una parte de nuestro salario en especie, y ahora por un negocio que les ha salido fallido, que es el convenio colectivo marco que estaban negociando, nos lo quieren quitar y quieren que paguemos los platos rotos los que no tenemos culpa de ello, que somos los jubilados”.

El portavoz de la asociación onubense apuntó que estos beneficios para los trabajadores se remontan a 1936, cuando se funda Sevillana Electricidad, “nos cobraban la luz a 0,15 céntimos de pesetas. En 1954 la empresa nos daba 22 kilovatios gratis y el resto a otros céntimos diferentes. En 1995 entra en juego Hacienda, se hace una negociación y se pasa a 0,85 céntimos de pesetas el kilovatio para poder cobrarnos el 16% de IRPF”.

Ya en 2000 “el kilovatio lo valoran a 0,1% de lo que estaba en ese momento, y se factura el 22% de IVA, y cuando hacíamos la declaración de la Renta nos ponía el importe real que habíamos facturado en los kilovatios que consumíamos como más salario en especie, con lo consiguiente pagábamos dos veces y ahora nos quieren quitar el beneficio total que tenemos como empleados y no estamos conformes”.

“Un salario en especie, reconocido y que lo tengo en nómina no me lo deben de quitar”, argumentó Regalado, a lo que añadió que “los kilovatios que nos dan a nosotros son las pérdidas de kilovatios que van a la atmósfera cuando alguien no está consumiéndolos, eso es lo que nosotros recibimos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios