Huelva

La planta de Ence de Huelva produce energía para abastecer a 91.000 personas

  • El uso de biomasa permite el ahorro de 42.200 toneladas equivalentes de petróleo al año

Instalaciones de Ence en la capital onubense. Instalaciones de Ence en la capital onubense.

Instalaciones de Ence en la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

El complejo energético de Ence (Energía y Celulosa) en Huelva ha realizado el balance de su actividad anual de la planta que tiene en la capital onubense y que cuanta con una capacidad instalada de 91 megavatios renovables con biomasa. Dichas instalaciones generaron a lo largo del pasado año un total de 491.100 megavatios por hora de electricidad, lo que supone una energía suficiente para abastecer las necesidades de más de 91.000 personas, según el consumo eléctrico per cápita nacional, y un ahorro de más de 42.200 toneladas equivalentes de petróleo y los consiguientes beneficios medioambientales.

La empresa aseguró a lo largo del día de ayer que además, de que del total de biomasa valorizada en las instalaciones onubenses, cerca del 80% procedió de las podas de parques y jardines de los ayuntamientos del entorno, así como de actividades agrícolas de viñedos, olivares y frutales, mayoritariamente que se recogen de manera gratuita y se llevan a las instalaciones de la planta situada en el límite de la capital onubense con San Juan del Puerto.

El suministro restante de biomasa de las plantas energéticas onubenses de Ence era biomasa excedentaria de actividades forestales como la entresaca de pinos, la limpieza de montes, el aprovechamiento de leñas y restos de aserraderos, fundamentalmente. Cabe destacar que la recogida de biomasa forestal “contribuye a una drástica reducción del riesgo de incendios” en toda la superficie forestal de la provincia ya que contribuye a la limpieza de los espacios y zonas verdes. Para Ence, estos datos son “la constatación de las ventajas sociales, ambientales y económicas” de la generación eléctrica con biomasa. “Es imprescindible impulsar las energías renovables en nuestro país, en el que Andalucía tiene un destacado potencial dada la elevada biomasa excedentaria de actividades tan importantes en la comunidad como la agricultura”.

Según los objetivos marcados desde las instituciones europeas, es necesario reducir la dependencia de las fuentes de energía no renovables emisoras de gases de efecto invernadero, como el carbón o el petróleo, a la vez que se garantiza un suministro energético a la población seguro. Para ello, “se debe impulsar la biomasa de alta eficiencia y baja emisión como la de Ence”, que al no depender del sol, aire o agua, da un respaldo firme y estable a otras renovables como la eólica y la fotovoltaica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios