Huelva

Enagás aumentará un 4% la descarga de Gas Natural en su planta de Huelva

  • Los planes de la empresa pasan por llegar a los 52.000 GW/hora

  • Las instalaciones onubenses son las segundas en capacidad del país

Juan del Olmo, Jefe de la Planta de Regasificación de Enagás en Huelva. Juan del Olmo, Jefe de la Planta de Regasificación de Enagás en Huelva.

Juan del Olmo, Jefe de la Planta de Regasificación de Enagás en Huelva. / fotos: alberto domínguez

Si el año pasado la planta de Enagás fue la segunda terminal en todo el país en volumen de descarga de buques metaneros, las previsiones de la empresa, inmersa esta pasada semana en un pionero proyecto para el aprovechamiento del frío del almacenamiento del Gas Natural Licuado en las empresas que lo soliciten, las previsiones para el presente ejercicio apuntan a un aumento de un 4% en las operaciones de descarga, según reconoció a Huelva Información, Juan del Olmo, jefe de la planta onubense.

Se trata de superar las 57 descargas que se llevaron a cabo el año pasado según el balance de la empresa y que supusieron su mejor registro hasta la fecha, ya que un año antes se quedaron en 46. El volumen de gas descargado el año pasado, más de 50.000 GW/hora fue un 31% más que el ejercicio anterior. Del Olmo expuso que "en 2018 prevemos un aumento aproximadamente del 4% en las operaciones de descarga y superaremos los 52.000 GW/hora al cierre del año".

La empresa realiza las primeras experiencias para hacer frente a las operaciones de 'bunkering'

Además de la estrategia de aprovechamiento del frío, el bunkering es otro de los nuevos modos de suministro de combustible a los que harán frente en el Puerto de Huelva. En este sentido, Del Olmo recordó que "con el GNL procedente de la planta de Huelva, en 2017 se realizaron dos operaciones Truck to Ship, es decir, una modalidad de suministro desde un camión cisterna a barco. En este caso, las dos cisternas se cargaron en Huelva y desde ellas se suministraron al buque cementero en el puerto de Algeciras. Asimismo, desde 2017 se están cargando en la Planta de Huelva los isocontenedores (contenedores de frío) de GNL que se están transportando a las Islas Canarias, en concreto a Las Palmas de Gran Canaria". Con respecto a las operaciones de bunkering, "es un tema en el que ya estamos trabajando para poder ofrecerlo también en Huelva, si bien lleva consigo un desarrollo regulatorio adicional. En el marco de CORE LNGas hive, hemos realizado un estudio de ingeniería que analiza las adaptaciones que serían necesarias en la planta para llevar a cabo operaciones de bunkering directo y carga de buques small scale (de tamaño pequeño). La realización de estas adaptaciones está prevista para la segunda fase del proyecto, denominada Hive 2".

Se trata también de aprovechar el "incipiente mercado small scale, para el que la planta de regasificación de Huelva se encuentra también estratégicamente situada en la unión entre el Atlántico y el Mediterráneo, una zona de importante tránsito marítimo donde se concentran grandes puertos de suministro de combustible para buques como Algeciras, Ceuta o Gibraltar. En este sentido, la terminal de Huelva podría jugar un papel muy relevante a medida que el mercado de bunkering de GNL se vaya desarrollando, no sólo como suministrador principal de GNL en la zona sino también como modelo de referencia internacional, tanto en seguridad como en eficiencia y respeto al medio ambiente".

El proyecto estrella, presentado el pasado martes, es el "aprovechamiento del frío que se produce en el proceso de regasificación de nuestra planta para refrigerar mercancías, que permite un ahorro energético superior al 50% en costes de energía, así como un ahorro del 90% en la huella de carbono". Entre los planes para los próximos meses, también se encuentran la puesta en marcha de proyectos de "renovación y mejora de eficiencia de las instalaciones y estudios para el desarrollo de GNL como combustible marítimo".

Todas estas mejoras parten de la indudable premisa de que "el GNL es la única alternativa competitiva en el transporte marítimo. Los motores a gas natural en los barcos reducen las emisiones de óxidos de nitrógeno en torno a un 85-90%, las de dióxido de carbono entre un 15-20% y las de óxidos de azufre y partículas prácticamente en un 100% con respecto a los combustibles tradicionales. Su uso permite cumplir con la normativa ambiental en las zonas ECA (Emission Control Areas) y mejorar la calidad del aire en las ciudades portuarias". En este sentido "con el fin de impulsar el uso del GNL en el transporte, especialmente en el marítimo, la planta de Huelva participa en el proyecto europeo CORE LNGas hive".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios