Huelva

Doñana enciende el debate por la Huelva-Cádiz

  • El sector turístico defiende la conexión mientras los partidos utilizan el espacio protegido como arma arrojadiza en la discusión entre políticos

La valor de la biodiversidad de Doñana debería estar fuera de cualquier debate. La valor de la biodiversidad de Doñana debería estar fuera de cualquier debate.

La valor de la biodiversidad de Doñana debería estar fuera de cualquier debate. / Alberto Domínguez (Huelva)

Doñana es un tesoro de valor incalculable, un regalo de la naturaleza para la provincia de Huelva a la que bendijo con un espacio natural inigualable que recobra la primera plana no por su valor en sí mismo, que debería ser motivo suficiente para ser actualidad constante, sino por su ubicación. Es un triángulo verde en el extremo de la provincia que limita con la sevillana en su margen y la gaditana en su extremo. El anuncio reciente de la Junta de Andalucía de retomar una vez más el estudio de la conexión terrestre entre Huelva y Cádiz ha devuelto a Doñana al terreno político, al discurso de todos los partidos. Es el debate que no debería existir. Debería estar fuera de cualquier discusión.

Quienes lanzan la propuesta se cuidan de dejar el Parque a un lado, mientras la oposición lo toma como bandera casi única con la que contraprogamar. La Huelva-Cádiz termina convertida en una lucha de campeones de Doñana sin que sobre la mesa existan propuestas reales.

En el debate estrella de la semana todos participan. La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, señaló este martes que “estudiará, en primer lugar, si hay demanda” para la autovía de conexión entre Huelva y Cádiz, que estará incluida en el Plan de Infraestructuras del Transporte y la Movilidad en Andalucía (Pitma) 2021-2027, así como garantizaría que tuviera un trazado “sostenible” medioambientalmente y “compatible con el Parque Natural de Doñana”. En unas declaraciones a medios de comunicación este martes en Málaga, Carazo confirmó, en relación a dicha autovía que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) “contempla” en el Pitma “esta vía porque es nuestra obligación mejorar la conexión vertebrando Andalucía y conectar estas dos provincias que hoy carecen de esta red”, si bien apostilló que “tenemos que empezar por un estudio”.

Ayer fue IU quien se sumó al debate. Su portavoz, Rafael Sánchez Rufo no dudó en acusar al PP de desenterrar el “absurdo y peligroso” proyecto de construir una autovía en el entorno de Doñana, entre Huelva y Cádiz, forma parte del “viejo y continuo empeño del PP, unido a Cs, de atacar por tierra mar, y aire” al Parque Nacional de Doñana, aludiendo además al proyecto de la construcción de almacenes subterráneos de gas.

Para IU, Doñana “ha sido siempre un estorbo” para el PP. Por ello avisa que “se van a encontrar con una respuesta, por nuestra parte, firme en defensa de Doñana, para la que contaremos con los numerosos colectivos y organizaciones que llevan años defendiendo nuestros recursos naturales de estas amenazas insostenibles medioambientalmente”.

En ese sentido, cabe recordar que la parlamentaria del PSOE de Huelva y secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad del PSOE-A, María Márquez, anunció el martes que su grupo va a pedir la comparecencia de la consejera en el Parlamento para que dé “las explicaciones oportunas” sobre el proyecto de la autovía Huelva-Cádiz, y que la organización ecologista WWF criticó este lunes que la Junta “pretenda construir un cinturón de asfalto entre Huelva y Cádiz, aislando Doñana aún más y dañando de forma irreversible sus marismas y su biodiversidad”.

Sin embargo, Marifrán Carazo indicó que su departamento va a “comenzar por un estudio de trazado que debe ser viable” en sus resultados, “económica y, por supuesto, medioambientalmente”, y en esa línea quiso “garantizar que ese trazado ha de ser absolutamente compatible con nuestro Parque Natural de Doñana, al que tenemos que proteger, y esa es nuestra principal obligación”.

En todo caso, “nunca” se ejecutaría la autovía “atravesando el parque” de Doñana, según proclamó la titular andaluza de Fomento, que concluyó su intervención insistiendo en que ahora “estamos en el primer paso, que es encargar ese estudio con un objetivo temporal alto de viabilidad siempre que sea sostenible con el medio ambiente y también económicamente”.

La posición más decidida es la del sector turístico. El secretario general del Círculo Empresarial de Turismo onubense, Rafael Barba, asegura que la autovía de conexión entre Huelva y Cádiz sería “un revulsivo” para el sector porque las dos provincias, que conforman la Costa de la Luz, podrían “beneficiarse mutuamente de este espacio común de comercialización turística”. Barba precisa que no conoce los términos del proyecto y que lo apoyarían “siempre que sea una solución útil” para acortar las distancias entre ambas provincias.

Barba recuerda que esta infraestructura “tiene una historia larguísima de desencuentros y desengaños y parece que antes estaba más despejado el camino que lo que está ahora”, al tiempo que recuerda que el sector “planteaba una conexión desde Hinojos hasta Lebrija salvando el río Guadalquivir con un puente”.

El socio en el Gobierno de la Junta de Andalucía se mantiene fiel en el debate. Juan Marín defendió ayer la conexión de las provincias de Huelva y Cádiz porque “hay mucho potencial que no se puede dejar perder”, pero precisó que se debe respetar el Parque Nacional de Doñana.

De esta forma, el vicepresidente confirmado la propuesta del Gobierno andaluz de construir una autopista por el norte de Doñana para conectar Huelva y Cádiz, que se incluirá en el Plan de Infraestructuras del Transporte y la movilidad 2021-2027 (PITMA). “No se entiende que esas dos provincias no estén conectadas ni por tierra, ni por mar ni por aire”, afirmó el también consejero de Turismo de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios