Huelva

La Diputación instala una señal contra la violencia machista en sus edificios

  • La vicepresidenta invita a los consistorios de la provincia a ubicar este indicador para sensibilizar sobre esta "lacra social"

Foto de familia de los asistentes a la presentación de la campaña, a las puertas del ente provincial. Foto de familia de los asistentes a la presentación de la campaña, a las puertas del ente provincial.

Foto de familia de los asistentes a la presentación de la campaña, a las puertas del ente provincial. / canterla

Una señal de prohibido el paso, transformada en un corazón roto y con la frase No violencia machista, se exhibe desde ayer en la entrada de las distintas sedes de la Diputación Provincial de Huelva. De esta forma, este indicador identifica a estos edificios públicos como espacios libres de violencia, así como lugares de trabajo y de políticas activas contra la violencia hacia las mujeres.

Precisamente en las puertas del palacio provincial tuvo lugar ayer la presentación de la campaña de señalización Stop Violencia, una iniciativa puesta en marcha por las 8 diputaciones andaluzas y que visitó esta vez Huelva.

La vicepresidenta de la Diputación de Huelva y responsable de Igualdad, María Eugenia Limón, junto a la diputada de Igualdad de la Diputación de Jaén, Francisca Medina, y distintas autoridades presentes, tuvo unas palabras tras recibir el relevo de esta señal, que recorre mensualmente las provincias de Andalucía.

Limón señaló que la campaña es fruto del trabajo de las diputaciones andaluzas. Así mismo, pidió al tejido asociativo empresarial onubense que se sume a la iniciativa, al igual que a los 79 municipios de la provincia, para que ubiquen la señal en la puerta de sus consistorios para visibilizar sobre esta "lacra social".

Por su parte, Medina explicó que la violencia machista "es un problema de todos", por lo que pidió el compromiso de la sociedad y de las diferentes administraciones, así como un Plan de Estado urgente para poner fin a esta realidad, ya que como informó, desde 2003 han sido asesinadas 947 mujeres, la última de ellas en Astorga (León).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios