Huelva

Día grande con Rosendo y La Dame Blanche

  • El rock del cantante madrileño y el ritmo de la cubana regalaron una de las noches más emblemáticas

Rosendo durante el concierto. Rosendo durante el concierto.

Rosendo durante el concierto. / Canterla

EL escenario Mapas de Música reunió ayer a dos de las grandes voces del panorama internacional. El cantante madrileño Rosendo y la cubana La Dame Blanche deleitaron con una explosión de ritmo en un contraste único. El rey del rock español, que ha conseguido enganchar a varias generaciones, hizo su aparición en el escenario del recinto colombino en un concierto incluido en su gira de despedida Mi tiempo señorías... ni quemarse ni desvanecerse, dejarlo en lo más alto.

Las primeras notas de Aguanta el tipo comenzaron a sonar, al mismo tiempo que el público ovacionaba al cantante, que tras casi medio siglo de carrera musical, 19 discos; 16 de ellos en solitario, ha decidido retirarse de los escenarios, no sin antes pasar por la capital para hacer disfrutar de su rock característico. Rosendo hizo gala de su particular estilo, interpretando temas como Por meter entre mis cosas la nariz o Lo malo es ... ni darse cuenta, que consiguieron que el público se entregara a él. Tras casi veinte años, el artista se sintió muy agradecido de volver a Huelva, lugar donde aprovecha su costa para descansar.

Guitarreos interminables y un estilo inimitable, el madrileño quiso acercarse a aquellos que le acaban de descubrir su estilo libre de etiquetas, con un rock básico, al estilo más original y con un mensaje en cada una de sus estrofas. Después de unos minutos todos ellos, incluso a quienes se han perdido medio siglo de trayectoria musical, salieron con la impresión de que lo van a echar de menos.

El madrileño dio paso a la música de clara influencia cubana de Yaïté Ramos, o como ella se hace llamar, La Dame Blanche. La artista de 39 años hizo su debut en la provincia, con un público expectante. Desde el primer tema de la noche no tardó en hacerse esperar, mientras el público se movía al ritmo de la música. El derroche de ritmos de hip hop, cumbia, dancehall y reggae de La Dame Blanche puso el broche de oro a una velada inolvidable.

La artista, cuyos temas están impregnados de contenido social y que están influenciados por la cultura urbana, quiso dedicar un momento de la noche para transmitir su agradecimiento por que su país de origen sea protagonista de estas Colombinas. Una atípica, pero exitosa combinación musical, que mezcló el rock más entrañable con una innovación musical que provocó el aplauso y las ovaciones de todo el público asistente que llenó el recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios