Huelva

Cuatro años y medio de cárcel por bajarse con más de un kilo de cocaína del ferry de Canarias

  • El acusado intentó huir de la Guardia Civil cuando los agentes lo seleccionaron para registrarlo

Un agente de la Guardia Civil con el ferry Volcán del Teide al fondo. Un agente de la Guardia Civil con el ferry Volcán del Teide al fondo.

Un agente de la Guardia Civil con el ferry Volcán del Teide al fondo. / Alberto Domínguez (Palos de la Frontera)

Fue sorprendido por la Guardia Civil en el ferry que une Canarias con Huelva cuando portaba 1.104 gramos de cocaína y la Audiencia Provincial de Huelva lo ha condenado a cuatro años, seis meses y un día de prisión por un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud de notoria importancia.

Como consta en la sentencia de la Sección Tercera, a la que ha tenido acceso Huelva Información y que se alcanzó por conformidad, se da por probado que este hombre se encontraba en el Muelle Sur del Puerto de Huelva en torno a las 00:40 del 9 de junio de 2018, adonde había arribado en el ferry procedente de Canarias.

Los agentes de la Oficina de Análisis e Investigación (Odaifi) de la Guardia Civil, expertos en estudiar los perfiles de riesgo de tripulantes y personal de las instalaciones portuarias, interceptaron al acusado, "requiriéndole para que los acompañara a la garita de contrarregistro, a lo cual accedió".

Sin embargo, en el momento en que iban a cachearlo "salió huyendo dirección al interior del muelle, llegando a distanciarse de la garita varios metros y arrojando al suelo durante su huida y en dos ocasiones dos bolsas". Estas, una vez recogidas y analizadas, contenían cocaína de una pureza de entre el 67% y el 73%.

Al fugitivo le duró poco la carrera. Fue interceptado de inmediato por agentes del Instituto Armado y de la Policía Portuaria, quienes le intervinieron, además, una papelina "que posteriormente resultó ser 0,4 gramos de cocaína con un principio activo de 64,8%".

El tribunal remarca que el estupefaciente aprehendido, que el condenado "pensaba destinar a la venta a terceros", arrojó finalmente un peso de 1.104,6 gramos. La droga hubiera alcanzado un valor en el mercado ilícito de 65.503,3 euros.

La Sala le imputa la autoría del delito de tráfico de drogas, por el que le impone los cuatro años y medio de reclusión, y una multa de 163.252 euros. De no pagarla, tendrá que pasar quince días más privado de libertad.

El acusado se encuentra en prisión provisional desde el mismo día en que fue arrestado, por lo que ya ha completado el primer año de condena en la prisión y le cuenta para el cómputo final.

Los magistrados observan que también se le podía haber aplicado lo dispuesto en el artículo 89.1 del Código Penal y expulsar al encausado del territorio nacional. Pero consideran "necesario el cumplimiento íntegro de la pena en territorio español con el fin de asegurar la defensa del orden jurídico y restablecer la confianza en la vigencia de la norma infringida por el delito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios