Huelva

Los socios del Cristina Pinedo critican el estado de abandono de su cafetería

  • Los jubilados denuncian la falta de salubridad y "trato déspota" de la antigua adjudicataria

Los jubilados, socios del Centro Social y Club de pensionistas Cristina Pinedo, a las puertas de la sede en señal de protesta por el abandono de la cafetería. Los jubilados, socios del Centro Social y Club de pensionistas Cristina Pinedo, a las puertas de la sede en señal de protesta por el abandono de la cafetería.

Los jubilados, socios del Centro Social y Club de pensionistas Cristina Pinedo, a las puertas de la sede en señal de protesta por el abandono de la cafetería. / fotos: josué correa

Los usuarios del Centro Social y el Club de pensionistas Cristina Pinedo se concentraron ante las puertas de la entidad en señal de protesta ante el abandono en el que se encuentra, así como la tardanza en abrir el bar-cafetería, que lleva ocho meses cerrado y que ha sido el causante principal de la pérdida de socios en los últimos años. "El club tenía 1.400 socios en 2015 y como consecuencia de la mala gestión hemos perdido 600 socios", apunta a Huelva Información Jacinto Benítez, presidente de la Junta Directiva del Club, y que habla en nombre de todos los socios.

Todo comenzó en el año 2015 con la concesión de la Junta de Andalucía a una empresa para la gestión del bar-cafetería. Previamente, una empresa estuvo cerca de 20 años "que no pagaba impuestos", y hasta que se adjudicó "al mejor postor" que pagaba "400 euros de alquiler". Los socios aseguran que los dos años y medio de la vigencia del contrato "han sido el peor calvario que los mayores han vivido a lo largo de la historia". Jacinto Benítez, asegura, siempre en nombre del resto de socios, que la empresa "no cumplía las normas", además de la "falta de higiene, mala calidad de los alimentos y personal con poca formación que trataba muy mal a las personas". Por otro lado se suma la presencia de "cucarachas, roedores y humos mal olientes, que tantas quejas y comunicados hemos trasladado a sanidad, administración autonómica y municipal sin que hayan corregido los incumplimientos del contrato". Unos hechos que afectaron de lleno a la celebración de actos culturales, recreativos y sociales, y que poco a poco causó el descenso de socios.

El Ayuntamiento prevé que la nueva empresa pueda activar en breve el servicio

Una vez transcurridos los dos años y medio de la adjudicación en vigor del bar, que finalizó el 22 de julio de 2017, los socios denuncian que la empresa se llevó los lavabos, quitaron todos los enchufes de sus emplazamientos, se llevaron los filtros de humo, e incluso una puerta. Unos hechos que ocasionaron varios "destrozos".

Durante este tiempo atrás "las personas mayores no han podido tomar un menú acorde a sus necesidades económicas", ya que con el bar-cafetería en funcionamiento los precios eran mucho más baratos de lo habitual. Durante los ocho meses del permanente cierre, la ausencia del bar ha afectado a la participación de los usuarios en las diferentes actividades, por ejemplo "aquí tenemos baile los lunes y los jueves, pero antes venían 80 personas y ahora vienen 20", y es que "no se pueden tomar nada". Además durante la gestión del bar de la última empresa, "venían a comer alrededor de 50 personas, con un menú de 4,25 euros" y por la "mala calidad de la comida acabaron viniendo 3". En el club también se celebraban cumpleaños cada tres meses donde "le dábamos a las personas, que habían cumplido años en ese tiempo, un ramo de flores y un marco de agradecimiento, pero esta actividad lleva suspendida ocho meses", como también ha pasado con los talleres de informática, por no hablar de que "la empresa que gestionaba el bar no puso una televisión hasta el año y medio de comenzar a trabajar".

Jacinto Benítez explica que los socios esperan del Ayuntamiento que "tengan una consideración suficiente con el colectivo de mayores que está padeciendo el no tener el centro a su disposición como en años anteriores".

El Ayuntamiento de Huelva informó a Huelva Información que el edificio del centro de mayores es titularidad de la Junta, pero que la ultima vez se le dio la posibilidad al Consistorio de que fuera quien se encargara de sacar la adjudicación. Asimismo, explican que la demora es causa de "trámites administrativos muy largos". Aún así la gestión del bar ya se adjudicó y el "papel" que faltaba del trámite administrativo llegó esta semana. Además, el miércoles varias limpiadoras comenzaron a trabajar en el bar, un hecho que refleja que la demora llega a su fin, por lo que se prevé que la nueva empresa pueda activar en breve el servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios