Huelva

Coronavirus Huelva: Cerca de la mitad de los municipios están en riesgo extremo de contagio

  • Aracena, Villarrasa, Aljaraque, Cartaya, Punta Umbría, San Bartolomé y Beas suspenderán mañana la actividad no esencial

  • Cabezas Rubias, Nerva, Rociana, Escacena, Villablanca, Moguer y Bollullos cerrarán sus fronteras

Ambiente en una calle del centro de la capital de Huelva en la jornada de ayer. Ambiente en una calle del centro de la capital de Huelva en la jornada de ayer.

Ambiente en una calle del centro de la capital de Huelva en la jornada de ayer. / Josué Correa (Huelva)

Una veintena de municipios de la provincia de Huelva estarán obligados a partir de mañana a cerrar toda la actividad no esencial. De esta cifra de localidades, son cinco las que han superado en las últimas horas la tasa de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes y, por consiguiente, se sumarán a los pueblos que ya estaban afectados por esta medida desde la semana pasada.

Los municipios que estrenan mañana la adopción de esta restricción son Aracena, Villarrasa, Aljaraque, Cartaya, Aljaraque, Punta Umbría, San Bartolomé y Beas –las dos últimas localidades sobrepasaron la tasa de 1.000 contagios el pasado viernes–. De este modo, se unirán a Ayamonte, La Palma del Condado, Lepe, Villanueva de los Castillejos, Encinasola, Villalba del Alcor, Villanueva de las Cruces, Isla Cristina, Calañas, Berrocal, El Cerro de Andévalo, Castaño del Robledo y Paymogo.

En este contexto, cabe resaltar que en el último día superaron la tasa de 500 casos por cada 100.000 habitantes Cabezas Rubias, Rociana del Condado, Escacena del Campo, Bollullos Par del Condado, Nerva y Villablanca, por lo que se cerrarán perimetralmente a partir de mañana.

Los citados pueblos se unirán a Manzanilla, Moguer e Higuera de la Sierra, que están en riesgo extremo de contagio desde el viernes, pero hasta mañana no cerrarán sus fronteras, así como a San Juan del Puerto, Alosno, Villarrasa, Puebla de Guzmán, La Nava, Cortegana, El Almendro, Huelva capital, Minas de Riotinto, Aroche y Corteconcepción.

Por su parte, la provincia de Huelva sobrepasó ayer la tasa de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, llegando a 1.064,5, la mayor cifra desde el inicio de la pandemia, lo que la sigue situando como la segunda con la tasa más alta en la comunidad autónoma andaluza, tras Almería.

Ante esta situación, los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera de Riotinto llamaron ayer a la responsabilidad de todos los vecinos de los siete municipios de la comarca para intentar frenar el incremento de casos de coronavirus detectado en los últimos días.

“Desde que la vida nos diera este giro inesperado con una pandemia mundial, son muchos los consejos que escuchamos día a día en la televisión, en las redes sociales o por parte de las autoridades sanitarias. Somos muchos los que aconsejamos seguir las instrucciones que nos mandan, pero también son muchos los que hacen oídos sordos a las recomendaciones y normas”, señalaron los alcaldes.

En esta línea, los regidores municipales advirtieron también del peligro que supondría para todos el colapso de los hospitales y explicaron que “la tercera ola viene con fuerza y no queda otra que tirar de una cuerda para hacer bajar la curva. Tirar de la cuerda es cosa de todos y todas. Conseguir que los contagios bajen es ahora nuestro trabajo”.

Del mismo modo, los regidores declararon que “la vacuna comenzará a hacer su efecto en los más vulnerables y hasta que llegue a la mayor parte de la sociedad tenemos que seguir manteniendo la calma y las medidas de prevención, entre las que figuran las mascarillas, la distancia de seguridad y el lavado de manos. Hacer un confinamiento parcial y voluntario es lo idóneo para frenar los contagios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios