Huelva

El Consistorio licitará el proyecto para reformar Santa Fe por 162.500 euros

  • El pliego de prescripciones técnicas está pendiente de pasar por contratación y fiscalización antes de publicarse el concurso. El presupuesto total de la actuación es de 3,5 millones

El Cuartel de Santa Fe, que data del año 1900, lleva a la espera de una rehabilitación integral desde 2005. El Cuartel de Santa Fe, que data del año 1900, lleva a la espera de una rehabilitación integral desde 2005.

El Cuartel de Santa Fe, que data del año 1900, lleva a la espera de una rehabilitación integral desde 2005. / Alberto Domínguez (Huelva)

El Ayuntamiento de la capital sacará a concurso la redacción del proyecto técnico, el estudio de seguridad y salud, y la dirección de obras de la consolidación y rehabilitación del antiguo Mercado del Paseo de Santa Fe y sus espacios públicos anexos por un importe de 162.500 euros. No obstante, a esta cantidad se añadirán 3.630 euros como gastos derivados de la celebración de un concurso con un jurado de expertos para elegir mediante un procedimiento abierto la mejor propuesta atendiendo a distintos criterios.

Así consta en el pliego de prescripciones técnicas para el futuro contrato de redacción del proyecto, al que ha tenido acceso Huelva Información, y en cuyo desglose presupuestario (realizado conforme a la solicitud del 1,5% Cultural al Ministerio de Fomento) se contempla un importe total de 3,5 millones de euros para la rehabilitación del inmueble, cerrado y sumido en un deterioro progresivo al no haber sido objeto de ningún tipo de mantenimiento desde que en 2005 pasara a tener titularidad municipal.

No en vano, la reforma del inmueble es una actuación de envergadura (que lleva pendiente de financiación desde que hace trece años se trasladara la Policía Nacional a la nueva comisaría) que el equipo de gobierno de Gabriel Cruz quiere hacer realidad para cumplir una promesa electoral que también lo fue del periquismo.

No obstante, antes de que este concurso para la redacción del proyecto se haga pública, tendrá que pasar por las áreas de contratación y fiscalización, por lo que aún se desconocen las fechas concretas.

Bastante abierto queda el uso del inmueble que fija el documento, toda vez que se refiere a un “espacio económico, social y cultural multifuncional”. No obstante, en el Pleno municipal del pasado miércoles se aprobó –con el voto favorable de todos los grupos y la abstención de IU– la propuesta del concejal no adscrito Enrique Figueroa de poner en marcha un grupo de trabajo (formado por técnicos municipales y los grupos políticos) para definir el uso final deseado para este antiguo mercado del Paseo de Santa Fe (así como para la Estación de Sevilla).

En el pasado Pleno se aprobó crear un grupo de trabajo para decidir el uso específico del edificio

Según se explica en el documento, el uso establecido por el planeamiento es el socio-cultural, por lo que “cuadra a la perfección con los propósitos de uso público de carácter socio-cultural, turístico o de servicio público que obliga a los solicitantes del 1% cultural”. También se argumenta que el gran tamaño del inmueble y su carácter diáfano “obliga y permite diversidad de usos que consiga una óptima rentabilización, siempre dentro de los socio-cultural”.

Se recuerda, por ejemplo, los anteproyectos existentes en la línea cultural –el Centro de Arte Contemporáneo de 2006 y 2009– con carácter previo a las inversiones del Plan E. En ellos se primaba el espacio expositor central “por su espacialidad vertical y flexibilidad de compartimentación según requerimientos de exposiciones”. Pero también se destacaba que hay lugar para “aulas, talleres de música y plásticas, proyecciones, salón de actos, administración y fondos de almacenaje, de tal forma que pudiera tener lugar la cultura local, autóctona, y la moderna más globalizadora”.

En “espacio estrella” junto con el central expositivo se convertiría el semisótano, que podría albergar “sala de conferencias, cafetería, restaurante o bodega”. Incluso se señalaba que “por sus condiciones higrotérmicas constantes” (temperatura y humedad) podrían avalar el almacenaje de obras de arte.

También se destaca que la rehabilitación del edificio como gran equipamiento de la ciudad “podría entroncar con remotos valores históricos de una zona de la ciudad que ha destacado siempre por su patrimonio arqueológico”. Así, se indica que el Mercado de Santa Fe debe ser entendido como “una faceta más del patrimonio histórico presente en el sector más antiguo de la ciudad” y como un lugar capaz de “ayudar en la vertebración del resto de bienes culturales existentes en la zona”.

El objetivo, en todo caso, es la potenciación de la oferta turística basada en la cultura, con la percepción de la historia y el patrimonio histórico de la ciudad. Así, se resalta que se trata de un edificio emblemático (nació como mercado de abastos en el ensanche hacia la calle Puerto, obra del arquitecto Manuel Pérez González alzada con hierro y hormigón y rematada con unas cubiertas concéntricas de hierro y cristal que ultimó Francisco Monís) que puede ofrecer “alternativas sorprendentes como múltiple contenedor de usos diversos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios