Huelva

El Consistorio inicia este mes la regulación de concesiones del mercado de San Sebastián

  • Tras reunirse con el alcalde, los detallistas se muestran "satisfechos" ante la puesta en marcha de una de sus principales demandas

Interior del mercado de San Sebastián. Interior del mercado de San Sebastián.

Interior del mercado de San Sebastián. / H.I. (Huelva)

La reunión que en la tarde de ayer mantuvieron los minoristas del mercado de San Sebastián con el alcalde de la capital, Gabriel Cruz, fue "satisfactoria" y de ella, salió el compromiso del regidor de que "este mismo mes" comience el proceso de regularización de las concesiones administrativas, ya que provienen de los años cincuenta y es necesario adaptarlas a la normativa vigente.

Tras el encuentro, el presidente de la Asociación de Detallistas, Juan Carlos Salguero, explicó que el encuentro fue "muy cordial" y que, en el mismo, desde el Ayuntamiento se le trasladó la intención de encontrar una ubicación provisional del mercado adecuada para el periodo en el que se desarrollen las obras.

La intención del Consistorio, según precisó horas antes de la reunión el propio alcalde, es licitar "cuanto antes" las obras de remodelación del inmueble, "tras el problema con la anterior adjudicataria". Cruz confió en que la rescisión del contrato quede resuelto "en el menor tiempo posible" poder acometer la nueva licitación, en este caso por el procedimiento de urgencia "para acortar el plazo a la mitad" y comenzar cuanto antes las obras.

A partir de ahora, minoristas y Ayuntamiento trabajarán para consensuar la ubicación del mercado provisional, para el que los presupuestos municipales reservan una partida de 300.000 euros al objeto de que se instale una carpa.

El objetivo de los comerciantes es poder compaginar la reforma de la popular plaza de abastos con el mantenimiento de la actividad comercial "en el entorno más cercano de la misma".

Se trata, de este modo, de que ningún comerciante se vea afectado y que puedan desarrollar su trabajo con las máximas garantías durante los doce meses en los que está estipulado el plazo de ejecución de la reforma de la edificación.

El objetivo pasa ahora por consensuar la ubicación provisional de la plaza de abastos

Los minoristas apuestan por la instalación de la carpa, habilitada para la función de mercado provisional que tendrá que desempeñar, en la zona de Palomeque, en el área de aparcamiento al aire libre existente junto al Colegio de Educación Infantil y Primaria Reyes Católicos, o en la Plaza Houston, porque "junto a la Plaza del Antiguo Estadio Colombino va a ser complicado", ya que se está construyendo en un solar colindante el nuevo centro de salud de Isla Chica.

Más de cinco meses han pasado desde que los comerciantes se echaron a la calle (el 12 de julio), ante la falta de acuerdo con el equipo de Gobierno local.

Pedían la regularización de las concesiones y no salir del mercado hasta tener cerrada la ubicación provisional de sus puestos. Un mes antes había tenido lugar la adjudicación de la reforma del inmueble a la empresa Joca Ingeniería y Construcciones S.A por 857.000 euros y en julio se paralizó el desalojo del mercado en tanto en cuanto se instalase la carpa.

Con la rehabilitación se persigue adaptar el edificio a los nuevos tiempos, "modernizándose, pero conservando todo su tipismo, su sabor tradicional". No en vano, se trata de reactivar este espacio comercial, pero conservando su valor arquitectónico y respondiendo a las necesidades de los comerciantes.

Para ello, se modernizará completamente su interior para adaptarlo a las últimas exigencias higiénicas y sanitarias y de accesibilidad universal. Así, todos los puestos se agruparán en la planta baja y la planta superior se liberará para otros usos que dinamicen el mercado.

Concentrados en la planta baja habrá 32 puestos: siete de carne, otros siete de fruta y verdura, diez de pescado, una churrería, una charcutería, un puesto de aceitunas, otro de alimentos elaborados, congelados, un puesto de huevos, licores y refino, un puesto de comestibles y otro de pan.

Además, las instalaciones integrarán un bar, un nuevo ascensor y cinco aseos, tres de ellos adaptados a personas con movilidad reducida. Se completa la distribución de espacios con una sala de reuniones, un despacho del presidente, despacho de seguridad y mantenimiento, área de veterinario y una sala de manipulación y manufacturas, entre otras instalaciones (cuartos para basura, limpieza y contadores de electricidad).

La actuación contempla la demolición total de los forjados de la planta baja y el sótano, en deficiente estado, sustituyéndolos por nuevos forjados de hormigón armado calculados para las nuevas solicitaciones y cargas de acuerdo a la normativa actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios