Huelva

Condenado a 15 meses de cárcel por amenazar a expareja rompiendo alejamiento

  • Tenía en vigor una orden dictada por un tribunal a comienzos del año 2019

Acceso principal a la Audiencia Provincial de Huelva. Acceso principal a la Audiencia Provincial de Huelva.

Acceso principal a la Audiencia Provincial de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

La Audiencia Provincial de Huelva condenó a un hombre a 15 meses de prisión por instigar y llegar a amenazar de muerte a la que fue su pareja sentimental, de la que tenía una orden de alejamiento en vigor.  El acusado tenía orden de alejamiento de 50 metros y de comunicación respecto de esta mujer desde abril de 2017.

Pese a esto, el día 15 de febrero de 2019, sobre las 13:45, a la hora de la salida del colegio de los hijos, el acusado con pleno conocimiento de la anterior prohibición y con plena conciencia de su comportamiento, montado en su vehículo, la esperó en un cruce en las inmediaciones de su domicilio y cuando la vio salir inició la marcha del vehículo, se colocó a su altura y se dirigió a ella diciéndole de forma reiterada "jódete" al tiempo que le sacaba el dedo índice por la ventanilla.

Por otro lado, el día 2 de julio de 2019, sobre las 17:15, el acusado se encontró fortuitamente con la mujer cuando se disponía a recoger a los hijos del lugar de intercambio.

Al pasar a su altura, a unos dos metros de distancia, a sabiendas de los apercibimientos que le fueron realizados en el Juzgado y con la única intención de atemorizar y crear desasosiego, se dirigió a ella pasando el dedo índice por el cuello al tiempo que le decía "te voy a matar".

Por estos hechos se le condena como autor de un delito de quebrantamiento de medida cautelar a seis meses de prisión y de otro de amenazas contra la mujer por el que suma nueve meses más, además de la privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante dos años y seis meses de prohibición de acercarse a la mujer a menos de 200 metros y de comunicar con ella por dos años.

Se le concede el beneficio de la suspensión de la pena de prisión condicionada a que no delinca en tres años y a que se someta a los programas de tratamiento de educación para maltratadores cuando sea requerido para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios