Huelva

Condena a Endesa por la muerte de más de diez mil pollos tras un apagón en una granja

  • La Audiencia corrige la sentencia y obliga a la eléctrica a indemnizar al criador

  • La falta de suministro provocó la avería del sistema de ventilación de la nave

Pollos en una granja para engorde. Pollos en una granja para engorde.

Pollos en una granja para engorde. / H. Información (Huelva)

La Audiencia Provincial de Huelva ha estimado parcialmente el recurso de un criador de pollos de la provincia de Huelva que sufrió en la granja un apagón –responsabilidad de Endesa– que tuvo como consecuencia la avería del sistema de ventilación y el fallecimiento de más de diez mil ejemplares de aves.

En una resolución a la que ha tenido acceso Huelva Información, la Sección Segunda del órgano colegiado provincial revoca parcialmente la sentencia del Juzgado de Primera Instancia 5 de Ayamonte, que el 18 de julio del año pasado ya condenó a Endesa Energía Distribución SLU a abonar al demandante 490 euros más intereses por la reparación de la avería, pero no por el resto de conceptos reclamados. Ahora obliga a la eléctrica a indemnizar al granjero con un montante de 10.143,50 euros "por los perjuicios causados".

En el recurso de apelación, el criador alegaba que se había producido un error en la valoración de la prueba, puesto que "está acreditado el perjuicio por recogida de los pollos muertos y traslados al crematorio con la factura correspondiente, los albaranes, así como documentos de acompañamiento comercial para el transporte de cadáveres de animales y las fotografías de los animales muertos".

Asimismo, el recurrente señalaba que se había demostrado el fallecimiento de 10.716 aves y que, aunque no habían sido contabilizadas por los operarios una a una, sí se pudo realizar el cálculo a tenor de los 35.980 kilos de pollos que fueron incinerados, a una media por ejemplar de unos 3 kilos y 400 gramos.

La indemnización que deberá pagar la compañía al demandante asciende a 10.143 euros

La Sala recuerda que la sentencia ya fue estimada en parte porque el juez de Ayamonte dio por probado que "se produjo una interrupción de suministro eléctrico que produjo perjuicios al demandante, dando por acreditado el nexo causal entre aquella falta y los perjuicios", pero evidencia que no tuvo en cuenta lo reclamado por la recogida y transporte al crematorio de los pollos que perecieron "como consecuencia de la avería del sistema de ventilación", provocada por el consabido corte del suministro eléctrico.

En la sentencia, que tiene al magistrado Francisco Bellido como ponente, el tribunal destaca que el criador ha demostrado mediante factura que sufragó los 5.145,14 euros que costaron la recogida y el traslado de los cadáveres al crematorio, y que el precio de los pollos sería de 28.138 euros. También presentó el tique de entrada a la incineradora y adjuntó a la demanda fotografías de los animales fallecidos.

Por ello la Audiencia entiende que "son documentos suficientes para acreditar dicho perjuicio, que debe ser indemnizado por la parte demandada".

Además, estima que aunque los pollos eran propiedad de otra empresa, el criador invertía en cada una de las aves unos 0,42 euros de los 2,63 euros del coste total, por lo que al multiplicar los más de diez mil ejemplares por los 42 céntimos calcula que el reclamante debe recibir una indemnización de 4.508 euros, a los que hay que sumar los 5.145 del traslado al crematorio y los 490 euros de la reparación de la avería.

Por todo, la Sala decide revocar parcialmente la sentencia del Primera Instancia 5 de Ayamonte y condenar a Endesa a pagar al apelante 10.143,50 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios