Huelva

El Comité de Expertos recomienda el sellado de canales abiertos en las balsas

  • El segundo informe científico alerta en la Mesa de Participación de la existencia de vías en las cuatro zonas de apilamientos de fosfoyeso

  • Constatan actividad por la sobrepresión

Imágenes de la Mesa de los Fosfoyesos celebrada en el ayuntamiento Imágenes de la Mesa de los Fosfoyesos celebrada en el ayuntamiento

Imágenes de la Mesa de los Fosfoyesos celebrada en el ayuntamiento / Alberto Domínguez (Huelva)

Las cuatro zonas en las que se dividen las balsas de fosfoyeso presentan vías abiertas entre los apilamientos y la marisma del Tinto. Los puntos detectados no son todos los que hay porque parten de las ramificaciones del delta detectado en la zona, formado por yesos, lo que le da una configuración muy singular y única en el mundo. Los científicos piden que se haga un recuento definitivo de los puntos abiertos para proceder después a su sellado por todo el perímetro de las balsas.

El profesor José Borrego, como director del Comité de Expertos, hizo esta recomendación ayer en la Mesa de Participación de los Fosfoyesos como parte de las conclusiones al segundo informe, de casi 300 páginas, que refleja también cómo las balsas están en movimiento: "Son estructuras vivas que están funcionando, que no están apagadas", dijo el catedrático del área de Estratigrafía y Sedimentología de la Universidad de Huelva, al referirse a los efectos de la sobrepresión que soportan, que "origina deformaciones en el terreno" .

El alcalde informa a la Mesa de Participación de las gestiones ante la UE por 1,2 millones

Los sondeos realizados revelan el "aumento exponencial" en la "presión hidroestática", cuadruplicada en los últimos cuarenta años, y evidente también en sólo unos meses, como revelan variaciones de dos metros para muestras recogidas entre 2016 y 2018.

Con los temporales de este invierno pasado, los expertos realizaron diversas pruebas sobre el terreno para comprobar la afectación por mareas y olas. Ni en el caso aquí más adverso, con vientos del suroeste y olas de 70 a 80 centímetros, hay efectos a tener en cuenta por la "gran capacidad de disipación" existente.

Sí hay que considerar la aparición de deltas en todas las zonas de apilamiento, con presencia de agua en estructuras de yeso disueltas, visibles en fotografías tomadas hasta hace un mes, explicó Borrego. "Sabemos que hay un intercambio. Hay que hacer un inventario de esos puntos para hacer sellado de todo el perímetro", dijo el profesor, apuntando a las cuatro zonas, todas, lo que implica que "la restauración de algunas de esas zonas no es la correcta".

"La gran novedad -insistió Borrego en una de sus intervenciones- son los deltas de yeso porque pueden tener un intercambio que no conocemos, no sólo en superficie sino en el fondo del cauce, pero es complejo de determinar".

Varios miembros de la Mesa de Participación pidieron, a la vista de estos resultados, que se traslade al nuevo Ministerio de Transición Ecológica, heredero de las competencias del de Medio Ambiente, la retirada de la calificación de idoneidad de las actuaciones de la empresa Fertiberia. Y reiteraron, al mismo tiempo, que los trabajos propuestos por el Comité de Expertos en sus conclusiones sean siempre soluciones temporales mientras se busca la definitiva.

Este segundo informe obtuvo el reconocimiento unánime de los miembros de la Mesa, que recibieron también las gestiones realizadas por el alcalde, Gabriel Cruz, ante la Comisión Europea con un proyecto piloto admitido ya en el Parlamento, y que espera ahora su aprobación para obtener 1,2 millones de euros.

"Aspiramos -dijo Cruz antes de la reunión- a una actuación ambiciosa que garantice la restauración de las 1.200 hectáreas y no sólo de las zonas 2 y 3, como contempla el proyecto de Fertiberia".Nueva reunión de la Mesa antes del 31 de julio

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios