Huelva

Los enólogos españoles premian dos vinos de Cerro San Cristóbal

  • ‘Mis 2 Estrellas’ y ‘Bemoles’ obtienen reconocimiento en la II edición del concurso Vinespaña

Algunas de las viñas de la Bodega y Viñedos Cerro San Cristóbal. Algunas de las viñas de la Bodega y Viñedos Cerro San Cristóbal.

Algunas de las viñas de la Bodega y Viñedos Cerro San Cristóbal. / M.G.

Bodega y Viñedos Cerro San Cristóbal, de Almonaster la Real, está de enhorabuena. La II edición del concurso Vinespaña, organizado por la Federación Española de Asociaciones de Enólogos y por la Asociación Aragonesa de Enólogos, ha premiado con una distinción de Oro al vino Mis 2 Estrellas y la distinción de Plata a Bemoles. El primero de ellos es un vino blanco, semiseco y elaborado con uvas colombard y moscatel y tiene la Denominación de Origen Condado de Huelva. El caldo es “sutil, fragante de color limón con aromas cítricos, florales, y tropicales. Un vino doméstico, pero carnoso y elegante. Con un final muy peculiar”, según explica la propia bodega en su página web.

Por otro lado Bemoles, “es un vino –tinto– creado desde la alegría de tres amigos, que sintetiza su espíritu más jovial y divertido, ideal para los más jóvenes y para poder compartir todos los días del año. Su fruta alegre y su joven carácter dan como resultado un vino goloso, fresco, rico y fácil de beber, perfecto compañero de la gastronomía local y los momentos más divertidos”.

Desde la Bodega y Viñedos Cerro San Cristóbal, José Luis Becerra, uno de los creadores de la marca –con solo seis años de recorrido–, tras el éxito conseguido en el certamen explica a Huelva Información que “la verdad es que no nos lo esperábamos”. Es un premio “más profundo”, porque el jurado premia los factores de calidad: técnico, ardor, equilibrio o intensidad aromática, entre otros. Este premio tiene más peso porque participan “miles” de vinos y “llegan muestras desde todos los sitios”.

El éxito conseguido en cuanto a la repercusión de la primera edición de Vinespaña, fue uno de los factores por los que la bodega onubense decidió presentarse. Eso sí “nosotros llevábamos tres años sin presentarnos a ningún concurso por tema de presupuesto” debido a las inversiones en la propia bodega y producción del vino, diseño e investigación. Por contra, “este año nos hemos presentado en cinco concursos”.

José Luis Becerra explica que conseguir premios en este tipo de certámenes lo que supone principalmente es “confirmarte que estás en la línea y que estás trabajando bien y sobre todo para el mercado internacional”. Sobre esto último la bodega está intentando abrirse en el mercado de Canadá, Bélgica, Suiza y Estados Unidos y “todos los importadores te piden premios. Es una forma de embellecer la ficha técnica del producto, así como que aparezcas en las guías nacionales”. Aparte de los vinos premiados, la bodega cuenta con Bienteveo y Color de Iris en su interior.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios