Huelva

Cerca de la mitad de las antenas colectivas esperan su adaptación al dividendo digital

  • Administradores de fincas e instaladores celebran la prórroga hasta el 31 de marzo de 2015 del plazo de adecuación Los propietarios pueden solicitar subvenciones al Ministerio de Industria

Comentarios 2

El presente año acabará con algo más del 50% de las 8.500 antenas colectivas existentes en Huelva y provincia sin estar adaptadas a la liberación del dividendo digital. De este modo, parece más que idóneo que el Ministerio de Industria haya prorrogado hasta el 31 de marzo la reconversión de dichas antenas. En cualquier caso, estamos ante un proceso que tendrá nuevas citas técnicas dentro de 2 y 4 años de modo que es básico que la adaptación se realice ahora de manera adecuada para evitar gastos extras en el futuro.

El Colegio de Administradores de Fincas y la Asociación de Instaladores de Telecomunicaciones ofrecieron ayer una rueda de prensa en la sede de la primera entidad para concienciar a la población onubense sobre la conveniencia de llevar a cabo el proceso de readaptación tecnológica y que éste se haga a través de profesionales adecuados. Aun así son optimistas y confían en que una vez terminado marzo de 2015, el 97% de la población onubense recibirá la oferta televisiva de manera completa.

El presidente de los administradores onubenses, David Toscano, explicó que la demora de cara a la liberación del dividendo digital "ha sido una demanda de los administradores de fincas de todo el país y, afortunadamente, el Ministerio se hizo eco de ella".

Toscano indicó que gran parte de la población sigue sin tener una información adecuada sobre el proceso. De esta manera, recordó que el plazo de solicitud para recibir las subvenciones de Industria para afrontar el cambio en las antenas se extiende hasta el 30 de junio del próximo año. Pueden solicitarse hasta 450 euros, aunque la cifra depende de las características de la instalación que se tenga que realizar y de la comunidad de propietarios.

David Toscano recordó que el Ministerio de Industria ha habilitado una cuantía de 280 millones de euros que tiene como destino las ayudas a esta modificación tecnológica que afectará a buen número de hogares españoles y, por ende, onubenses. El presidente de la Asociación de Instaladores de Telecomunicaciones y gerente de Telejara, Marcelino López Berjano, fue el encargado de ofrecer los datos mas técnicos del proceso que concluirá el 31 de marzo de 2015. López puso en aviso, sin embargo, a la población onubense de que el apagón de la situación actual que conllevará la no visión de algunos canales podría adelantarse: "Huelva, como zona fronteriza se encuentra en una situación en la que puede afectar el sistema portugués, provocándole interferencias. En esa misma situación se encuentran todas las provincias que delimitan por Portugal y las que tienen frontera con Francia. En cuanto uno de estos países denuncie que se le está causando interferencias, el cambio deberá ser inmediato".

Marcelino López explicó también que nos encontramos inmersos en la primera fase del dividendo digital. La segunda tendrá lugar en un par de años y la tercera dentro de cuatro. Si el calendario se respeta, será en 2017 cuando se eliminen los 700 megas y en 2019, los 600 megas. En la práctica esto significa que las antenas tendrán que ser tocadas otra vez para "cambiar algún módulo". De ahí la importancia de que las modificaciones que se tienen que realizar en esta primera fase se hagan de manera correcta ya que de no ser así, esto supondría mayores gastos en el futuro pues al cambio de algún módulo habría que añadir el de rehacer un trabajo que no cumplió los requisitos técnicos de calidad.

Pero la lentitud en la adaptación de las antenas no es achacable en exclusiva a la parsimonia de algunas comunidades de propietarios. Marcelino López, indicó que el proceso ha cogido por sorpresa a muchas compañías que no han tenido el tiempo suficiente de poner en el mercado el material necesario para las adaptaciones tecnológicas, de modo que han sido numerosos los casos en los que los instaladores no han encontrado material para llevar a cabo su labor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios