Huelva

Caraballo dice que su conciencia está “tranquila” con el caso Aljaraque

  • El socialista remarca que "a mí no me han grabado, que la gente se entere de una vez"

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo. El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo.

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo. / Alberto Domínguez

Ignacio Caraballo rompió en la mañana de ayer su silencio sobre el caso Aljaraque. El secretario general del Partido Socialista de Huelva, que hasta ahora no había querido hablar sobre el desarrollo del caso por respeto a la Justicia, señaló que está “muy tranquilo” por cómo se está desarrollando todo el proceso judicial, que se encuentra en fase de investigación, y por el futuro del mismo.

Eso sí, quiso dejar claro que “a mí no me han grabado, que la gente se entere de una vez. La empresa que ordena la contratación de un auxiliar administrativo, ni conmigo ni con ningún miembro del PSOE, han tenido contacto”. La tranquilidad por parte del secretario general de los socialistas onubenses también viene porque tampoco “nadie de los que están en el caso ha dicho que tiene relación conmigo. Estoy muy satisfecho”. Si aun así a la jueza o al fiscal no le parece suficiente y “llega el momento que me tengo que sentar en el banquillo pues me tendré que sentar, pero mi conciencia está tranquila”.

“Estoy tranquilo porque la empresa que ordena la contratación, que es Aguas de Huelva ya ha dicho que no tiene nada que ver conmigo ni con nadie del partido, Adecco ha dicho lo mismo, los concejales, los miembros de CCOO, también, y lo único que hay es una grabación que dice que la operación de contratación tenía el visto bueno de Ignacio Caraballo”, de manera que “si eso es suficiente, pues lo asumiré”, apuntó Caraballo. Asimismo añadió que “si me tengo que ir me voy, no tengo que esconder absolutamente nada y si la jueza llega el momento que me tenga que sentar en el banquillo yo me voy con la cabeza alta y aquí paz y después gloria”.

Son declaraciones una vez que el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva ordenase continuar con el procedimiento judicial abierto por el supuesto soborno a dos concejales de Sí se Puede en el Ayuntamiento de Aljaraque para evitar una moción de censura en el año 2017.

En contestación a todas las personas y formaciones políticas que piden su dimisión, Ignacio Caraballo, que se encuentra investigado en el caso, explicó que la política “se está complicando cada día más porque cuando uno no tiene argumentos para hacer política, para atraer a la gente... lo que hacen es fangar el terreno. Hoy con las redes sociales esto se ha prostituido, va mucho el morbo, da igual mentir, difamar, inventar”.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular en la Diputación de Huelva, Juan Carlos Duarte, recriminó ayer la “la complicidad” con la que cuenta Ignacio Caraballo por parte de la secretaria general del Partido Socialista de Andalucía, Susana Díaz, “que ha salido a defenderlo y lo mantiene como presidente” de la Diputación de Huelva. “Un claro ejemplo de cómo el PSOE andaluz ampara este tipo de conductas entre sus filas”, apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios