universidad

Cañonazos de Trump que alcanzan a España

  • El economista Emilio Ontiveros advierte en Huelva de los riesgos de la nueva política arancelaria de EEUU

El economista Emilio Ontiveros, en el centro, con el presidente del Consejo Social de la UHU, Miguel Palacio, y el decano de la Facultad de Empresariales, Tomás Escobar, al comienzo de la charla de ayer en La Merced. El economista Emilio Ontiveros, en el centro, con el presidente del Consejo Social de la UHU, Miguel Palacio, y el decano de la Facultad de Empresariales, Tomás Escobar, al comienzo de la charla de ayer en La Merced.

El economista Emilio Ontiveros, en el centro, con el presidente del Consejo Social de la UHU, Miguel Palacio, y el decano de la Facultad de Empresariales, Tomás Escobar, al comienzo de la charla de ayer en La Merced. / josué correa

La semana pasada dio la vuelta al mundo una fotografía de Merkel en pie, rodeada de otros líderes mundiales, inclinada hacia adelante, con las manos apoyadas en una mesa, mirando a un Donald Trump indiferente, brazos cruzados, sentado impasible en el centro del corrillo. Fue en la cumbre del G-7 celebrada hace unos días en Canadá, y la imagen escenificó algo más que un enfrentamiento abierto entre la canciller alemana y el presidente de los Estados Unidos. Simboliza un nuevo orden económico mundial provocado por la política restrictiva de mercados anunciada entonces por Trump, una declaración de guerra arancelaria que puede tener graves consecuencias para Europa, y especialmente para España, si no se palían los efectos del nuevo cañonazo disparado desde la Casa Blanca.

El prestigioso economista Emilio Ontiveros tenía prevista ayer una conferencia en la Universidad de Huelva, en el ciclo Diálogos, organizado por el Consejo Social. Y no hay tema más interesante, en este momento, que el análisis de la evolución de la economía española que se espera en "un entorno internacional complicado". La actualidad intervino para dar un valor extraordinario a la cita con Ontiveros.

El economista partió de la base de una economía española que crece actualmente "a un ritmo, diría que, bastante aceptable", expuesta "al riesgo internacional como consecuencia de episodios que pueden condicionar seriamente el ritmo de crecimiento de los próximos meses".

Es en ese punto en el que Ontiveros acude a la actualidad inmediata, a aquel episodio escenificado en el G-7, con el Gobierno de Estados Unidos "empeñado en luchar contra el libre comercio".

"El libre comercio es esencial para la economía española", advirtió en declaraciones previas a los periodistas en La Merced, "porque casi un tercio de su crecimiento tiene que ver con las exportaciones; y si se limita su capacidad exportadora, mal asunto".

Con ese trasfondo, el Brexit estaba claro que debía tratarse en la conferencia de ayer. Era la mirada a "la comunidad de vecinos en la que estamos", a la Unión Europea, con la que todavía negocia las condiciones de su salida el Reino Unido, que, en cualquier caso, puede tener "consecuencias importantes" para España.

Hay otro dato de partida para calibrar los efectos que tendría "una mala salida": "España es uno de los tres principales socios comerciales del Reino Unido. Todo lo que sea entorpecer el libre movimiento de mercancías, servicios, capitales, personas o información entre el Reino Unido y la nión Europea perjudica a España". Más allá, y con aviso especial ayer en Huelva, Emilio Ontiveros advirtió del perjuicio, "mucho", que también se causaría al sector turístico, "esencial para Andalucía". "Un desencuentro, una ausencia de zona de libre comercio para el Reino Unido -reiteró- es mala para España".

En Bruselas se alertaba ayer del peligro de que Italia cumpla su amenaza de no ratificar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, el llamado CETA. Por la mañana, Ontiveros se refirió al nuevo Gobierno italiano con la confianza de que "en la reunión de la próxima semana del Eurogrupo asuma las obligaciones propias de los miembros de la comunidad de vecinos, paguen los gastos de comunidad y mantengan la disciplina de estabilidad presupuestaria". Las dos formaciones italianas que mantienen la coalición gobernante llevaban en sus programas un cuestionamiento del euro; "si determinaran la agenda de la Eurozona asistiríamos a un frenazo a la política de integración".

En este contexto, Emilio Ontiveros destacó a nivel doméstico la composición del nuevo Gobierno para el desarrollo de sus relaciones de España con la Unión Europea: "Ahora tenemos personas con una experiencia y una agenda europeas muy intensas. Diría que es, quizá, de los gobiernos más europeístas". Y en ello subrayó especialmente el recorrido de los ministros de Asuntos Exteriores, Economía y para la Transición Ecológica: "Es gente que se mueve bien por Europa. No debería ir mal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios