Economía

La Caja Rural del Sur pone encima de la mesa 4 millones para iniciar las obras del CEUS

  • La entidad financiera y otras cuatro empresas se unen para sacar adelante proyectos pendientes

  • Defensa de la relación público-privada para "participar en el diseño del futuro" de la provincia

El presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, momentos antes de hablar en rueda de prensa acompañado por Ricardo Hueso y Alfredo González. El presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, momentos antes de hablar en rueda de prensa acompañado por Ricardo Hueso y Alfredo González.

El presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, momentos antes de hablar en rueda de prensa acompañado por Ricardo Hueso y Alfredo González. / Josué Correa

La Caja Rural del Sur ha aprobado la movilización de 4 millones de euros para que pueda arrancar cuanto antes la ejecución del proyecto CEUS en Moguer. Es la materialización inicial del paso al frente dado esta mañana por la entidad financiera, con su presidente a la cabeza, junto a otros cuatro grandes empresarios de la provincia de Huelva, que toman "el compromiso público de impulsar algunos proyectos relevantes", entre los que destacan el desdoble del túnel de San Silvestre, el aeropuerto Cristóbal Colón y el propio CEUS.

"Hemos tomado una actitud proactiva y acordamos la decisión de poner a disposición aquellos recursos económicos precisos para el arranque de proyectos y capacidades que deban redundar de forma positiva y generalizada en todos los onubenses", ha explicado José Luis García-Palacios Álvarez, como presidente de Caja Rural del Sur, en un comunicado conjunto leído en rueda de prensa con los responsables de Lyncis Investment, Alfredo González; de Autogotransa, Ricardo Hueso; de Klipervip, Daniel Toscano; y de TR Construya, Juan Acosta, y entre los que debía estar también Carlos Ortiz, por Atlantic Copper, que no ha podido acudir a la cita.

Los empresarios, al margen de sus responsabilidades institucionales, han reivindicado con este gesto la necesidad de ser partícipes en "construir y diseñar nuestro futuro". "Tenemos en gran parte la responsabilidad de apostar y luchar por nuestras próximas generaciones", han dicho.

A efectos prácticos, sin embargo, hay una fuerte apuesta por un modelo de colaboración público-privada que proporcione viabilidad y celeridad a los proyectos que están encima de la mesa, considerados "indispensables para seguir garantizando la viabilidad como provincia y un futuro mejor para nuestra sociedad".

Los 4 millones que Caja Rural del Sur pone encima de la mesa para el CEUS, ha indicado García-Palacios, pretenden generar "cierta inercia para que la disculpa de la falta de fondos económicos no sea excusa para que no se materialice el proyecto".

Eso sí, destaca que el objetivo principal es que se ejecute: "No nos mueven las prisas sino los objetivos". Y si no es posible evitar que caduque la Declaración de Impacto Ambiental en unos días, trabajarán por conseguir de nuevo el documento. "Y si por lo que fuera no siguiera el CEUS, dedicarlo a otros proyectos esenciales que hay en la provincia".

Ahí, de entrada, pone el acento en el desdoble del túnel de San Silvestre, que depende de 60 millones de euros, "una cantidad absolutamente irrisoria para cualquier Administración", y más, recuerda el presidente de Caja Rural del Sur, tratándose de "la obra de mayor emergencia social de la que pueda haber necesidad en la actualidad en España".

También el aeropuerto, que no necesita de inversión pública pero sí de una tramitación administrativa que ha ralentizado hasta el momento más de lo esperado su ejecución con el cien por cien de capital privado.

"No podemos esperar más. Huelva debe tomar una posición de liderazgo, su sociedad civil, para empezar a ser partícipes en el diseño de su futuro y encontrar soluciones, evidentemente, ante los problemas muy acuciantes que nos vamos a encontrar en breve espacio de tiempo si seguimos en esta dinámica de no invertir nada".

Alfredo González, en representación de Lyncis Investments, ha reconocido que lo sucedido con el proyecto CEUS "ha sido la gota que ha colmado el vaso", aunque advirtió que "aquí no estamos para exigir responsabilidades ni para culpar a nadie, estamos para apoyar, para sumar con ellos". "Todos somos culpables de que sigamos así y esto es un ¡basta ya!. Hay que hacer algo y poner soluciones entre todos".

También ha intervenido en el acto Ricardo Hueso, propietario de Autogotransa, que pide "ser dinámicos y no vivir encorsetados", con una especial llamada de atención al empresariado de la provincia onubense. "Es necesario que nos impliquemos y que pongamos toda nuestra capacidad empresarial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios