iniciativa cultural del ayuntamiento

Dos décadas de arte pictórico en la calle

  • La XX edición del Certamen Nacional de Pintura al Aire Libre se celebrará el próximo sábado en la localidad serrana

Uno de los participantes en la pasada edición del certamen pictórico. Uno de los participantes en la pasada edición del certamen pictórico.

Uno de los participantes en la pasada edición del certamen pictórico. / brazo mena

La localidad serrana de Cortelazor la Real acogerá el próximo sábado 11 de agosto la vigésima edición del Certamen Nacional de Pintura al Aire Libre, un singular encuentro de artistas plásticos que una vez más convertirá a este bello pueblo serrano y su entorno en un gigantesco estudio pictórico. La jornada incluye almuerzo y exposición, esa misma tarde, de los cuadros en la plaza, donde también se entregarán los galardones a los vencedores de este año.

La técnica es libre para los artistas participantes -alrededor de medio centenar en ediciones anteriores- y los premios están a la altura de este prestigioso certamen, distinciones con una dotación de entre los 2.000 euros del primero (que rendirá homenaje a la desaparecida alcaldesa, Blanca Candón), a los 400 para el mejor artista local. Los pintores más pequeños están citados en la plaza de Manuel Sánchez Bermúdez (debajo del Olmo) para recoger el soporte y el material necesario.

La iniciativa, organizada desde el año 1999 por el Ayuntamiento de Cortelazor en colaboración con la revista El Punto de las Artes, la Diputación Provincial de Huelva, Info en Punto, Museo de Huelva y El Cercado de Arriba, entre otras entidades, se ha transformado en un clásico dentro del calendario festivo de agosto, que ya cuenta con nuevas actividades para todas aquellas personas que eligen el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche como lugar de destino vacacional.

Por otro lado, el concurso pictórico ha posibilitado una importante colección monográfica de arte contemporáneo con las obras galardonadas en cada edición -que pasan a ser propiedad del municipio-, así como de generosas donaciones de pintores de todo el país y cuenta con lienzos de artistas de reconocido prestigio. Esta colección se puede visitar en el nuevo Museo de Pintura José Pérez Guerra, ubicado en la calle Valle González, que fue inaugurado en agosto de 2013.

Además del grato ambiente artístico en la calle, en el paseo por la localidad el visitante se encontrará con monumentos como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Remedios, edificio originario del siglo XVI, que fue remodelado en el XVIII, época a la que pertenecen la fachada principal y la torre. Su interior alberga tesoros como pinturas murales del siglo XVI dedicadas al tema de la Crucifixión y un cuadro de la Divina Pastora, del higuereño Alonso Miguel de Tovar, discípulo de Murillo y pintor de cámara de Felipe V.

La otra reliquia arquitectónica de Cortelazor, la ermita dedicada a la Virgen de la Coronada, se encuentra a cuatro kilómetros en dirección a Hinojales, en medio de un paraje de gran belleza. La capilla, cuyo origen se remonta a la época de repoblación del siglo XIII, está considerada como una de las más antiguas de la comarca. En su interior se encuentra la talla policromada de la Virgen titular, obra original de la primera mitad del XVI, que antaño suscitaba gran devoción en toda la comarca.

Otro de los lugares destacados del pueblo lo constituye el gigantesco olmo de la plaza de Manuel Sánchez, árbol con más de novecientos años bajo el que se reunía el Concejo de la Villa, según cuenta la tradición. Son también de interés las fuentes que se encuentran localizadas en el costado de la iglesia y el Museo de Artesanía José Navarro, con piezas del arte pastoril en madera, como utensilios cotidianos, cucharas y tenedores labrados, fundamentalmente en brezo nazareno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios