Huelva

Barba acusa a la FOE de desestabilizar la negociación del convenio hostelero

  • El secretario general del Círculo de Turismo asegura que su ausencia en la mesa está motivada "por su falta de representatividad"

Rafael Barba, secretario general del Círculo Empresarial de Turismo. Rafael Barba, secretario general del Círculo Empresarial de Turismo.

Rafael Barba, secretario general del Círculo Empresarial de Turismo. / canterla

La reacción del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva al anuncio de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) -a través de este diario ayer- de que ha impugnado en los tribunales la mesa de negociación del convenio del sector de la hostelería no se ha hecho esperar. Su secretario general, Rafael Barba, asegura que ni los sindicatos intervinientes, CCOO y UGT, ni la patronal tienen conocimiento alguno de ello.

Barba, en declaraciones a Huelva Información, lamenta lo que considera una "permanente huida hacia adelante" de la FOE, que a su entender está "empeñada en intentar desestabilizar la negociación de un convenio que afecta a unos 15.000 trabajadores", al tiempo que niega la "evidencia de su falta de representatividad" en el sector turístico.

La cabeza visible del Círculo Empresarial de Turismo aclara que si las asociaciones representadas por la FOE -Bareca, Aloja Huelva, Chiringuitos de Punta Umbría, Chiringuitos de Isla Canela y Chiringuitos de La Antilla-Lepe- no están en la negociación del convenio hostelero "no es porque se les haya impedido o denegado estar en la mesa, simplemente su ausencia en esta está motivada por su falta de representatividad, a tenor de lo dispuesto en la norma, no por voluntad de ninguno de los componentes" de la misma.

Rafael Barba subraya que toda esta maniobra "no ha supuesto sorpresa alguna, atendiendo a la actitud demostrada por la FOE en los inicios de la constitución de la mesa negociadora", si bien sí que llama la atención de las empresas firmantes del convenio "las declaraciones y el argumento esgrimido por las asociaciones integradas en dicha federación respecto del motivo por el que no están participando en la negociación".

Y es que, relata, con carácter previo a la constitución de la mesa "se citó a todas las partes que susceptiblemente pudieran tener interés" en negociar el convenio, advirtiendo en dicha convocatoria la necesidad de acreditar la representatividad en dicho acto para poder participar en la negociación. "Dicha convocatoria se realizó con antelación de más de una semana a su celebración, por lo que se daba un plazo para poder recopilar la información que les permitiera acreditar su representatividad".

Continuando con el relato temporal de los hechos, Barba detalla que el asesor jurídico de los colectivos de la FOE, Joaquín Vázquez, "presente en la reunión, manifestó que no podía aportar ningún documento que acreditase la representatividad dado el escaso margen de tiempo en que se les había requerido, insistiendo en su voluntad de participar en la mesa". En un ejercicio de voluntad por parte de los miembros de la mesa negociadora, "se consideró oportuno dar un nuevo plazo de diez días y volver a convocar la reunión para que por parte de la FOE se pudiera acreditar su representación, todo ello de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 87 del Estatuto de los Trabajadores". Fue, subraya, una "oportunidad extraordinaria aun sabiendo que no iban a poder acreditar su representatividad".

Entonces la FOE aportó, dice Barba, unos listados de sus asociados y el número de trabajadores que según los secretarios de dichas asociaciones tenían, "sin que se entregara documentación oficial como la relación nominativa de trabajadores". Aún así, tras el conteo, "el total no alcanzaba en ningún supuesto los requisitos exigidos por la Ley, por lo que nuevamente no pudieron acreditar su representatividad para poder negociar el convenio colectivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios