Huelva

La Asociación Unificada de Guardias Civiles lucha por los derechos básicos de este colectivo

  • La asociación, cuyo secretario general es Juan Fernández Hernández, lleva más de dos décadas reivindicando un mejor trato para la Guardia Civil

La Asociación Unificada de Guardias Civiles lucha por los derechos básicos de este colectivo

La Asociación Unificada de Guardias Civiles lucha por los derechos básicos de este colectivo

No hay mejor forma de empezar estas líneas que resumiendo lo que un Guardia Civil es, una descripción que queda reflejada a la perfección en la siguiente definición: "un guardia civil es militar en cuanto a su disciplina, su honor y espíritu de sacrificio, su abnegación, integridad, profesionalidad, lealtad y compañerismo. Pero también es un ciudadano". Por ello, como parte de la sociedad, busca en todo momento servir al prójimo "haciendo hermoso aquello que está obligado a realizar".

Una de las instituciones más importantes de la geografía española es la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), una agrupación decana y mayoritaria en toda España. Fundada en el año 1994 tras la fusión de las asociaciones 6 de julio de Guardias Civiles y la Coordinadora Pro Perjudicados por la gestión de Luis Roldán y la corrupción (COPROPER), cuenta con 30.000 afiliados, lo que la hace ser una organización fuerte y cohesionada con 51 delegaciones provinciales por todo el territorio nacional.

Unidad, independencia, neutralidad y solidaridad son las bases de esta asociación que tiene como objetivo defender los intereses profesionales y laborales de los agentes de la Guardia Civil, así como el bienestar de sus familias. Compuesta íntegramente por Guardias Civiles que luchan por mejores condiciones para sus compañeros,  la Asociación Unificada de Guardias Civiles cuenta con acuerdos de colaboración con diversas organizaciones, como la Asociación Unificada de Militares Españoles, acuerdos a favor de los diversos Cuerpos de Seguridad del Estado.

Una lucha por los Derechos Humanos

Justicia social porque la sociedad está en deuda. No hay nada más básico como los Derechos Humanos ya que, como dicen los grandes pensadores, privar a las personas de los mismos no es más que "poner en tela de juicio su propia humanidad". En este camino de lucha sin cuartel que dura ya dos décadas, la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha puesto en marcha el proceso de constitución del Sindicato, un paso fundamental para poder seguir respaldando a sus adheridos y constituirse como tal para seguir luchando por un mejor porvenir para el cuerpo.

Fuerza y cohesión para la consecución de objetivos

Dos décadas de contienda que con el esfuerzo, espíritu de lucha y sacrificio de los Guardias Civiles pioneros, aquellos que dieron los primeros pasos, se obtienen ahora los primeros reconocimientos. Aun así, el camino prosigue y desde AUGC se reitera que "se continuará trabajando, con responsabilidad, pero también con toda su capacidad de presión, si los poderes estatales se empeñan en mantener los agravios injustificados que padecen los miembros de la Guardia Civil".

La situación actual debe cambiar porque la seguridad pública depende de todos. Para ello, se deben llevar a cabo reivindicaciones como la implantación de un nuevo modelo policial, acceso de los guardias civiles al derecho de sindicación, equiparación salarial, jornada laboral digna, aplicación de las políticas de igualdad, derecho a la tutela judicial efectiva, democratización, fiscalización y transparencia de la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil, aplicación de la legislación en Prevención de Riesgos Laborales, asistencia jurídica en asuntos del servicio o la promoción profesional y regulación de destinos acordes a los parámetros regulados en el régimen estatutario del empleado público, entre otros.