Patrimonio

El Archivo Municipal asume los fondos documentales del Mercantil

  • El Ayuntamiento acepta la donación de este importante patrimonio ante la inminente disolución de la institución

Interior de la antigua sede del Círculo Mercantil. Interior de la antigua sede del Círculo Mercantil.

Interior de la antigua sede del Círculo Mercantil. / Correa (Huelva)

Ante la inminente disolución del Círculo Mercantil y Agrícola, el Ayuntamiento ha aceptado la donación de sus fondos documentales y bibliográficos, con el objetivo de incorporarlos al Archivo Municipal. De esta forma, el Consistorio gestionará este importante patrimonio, comprometiéndose a custodiarlo, catalogarlo y ponerlo a disposición de los onubenses.

El teniente alcalde de Cultura, Daniel Mantero, ha señalado que “proteger, poner en valor y promover el conocimiento y uso de estos documentos por parte de los ciudadanos en general y los investigadores en particular, es la mejor forma de agradecer esta donación a una entidad que fue durante más de un siglo el centro de la vida comercial y cultural de la burguesía onubense” destacando “el valor no sólo cultural, sino antropológico, de unos fondos que llegan para reforzar nuestro patrimonio y demostrar que el Archivo Municipal es una institución viva y en constante evolución”.

Los fondos documentales del Círculo Mercantil y Agrícola de Huelva, que se remontan a mediados del siglo XIX, se componen principalmente de las Actas de Juntas de la sociedad desde su creación en 1861. Destaca además, una rica biblioteca que contiene volúmenes de interesante contenido, tanto de carácter general (enciclopedias) como específico (comercio, industria, temas americanistas) y algunos títulos de prensa nacional y local.

La sede del Círculo Mercantil y Agrícola estuvo durante más de un siglo en un edificio de la calle Rico diseñado por el arquitecto Trinidad Soriano Hidalgo. Su actividad fue un fiel reflejo del impulso económico y social que experimentó la Huelva de finales del siglo XIX. La sede social era escenario emblemático de las grandes celebraciones, bailes, tertulias literarias y conferencias de la época, participando activamente en los grandes acontecimientos de la recién estrenada capital de provincia, especialmente los actos conmemorativos con motivo del IV Centenario del Descubrimiento de América o en la recepción del Plus Ultra en 1925.

En el Acta de Fundación, fechada el 27 de septiembre de 1861 figuran nombres de la talla de José Jáuregui y Apezteguia, ayudante de Obras Públicas, comerciante, accionista de sociedades almadraberas y Caballero de la Orden Americana de Isabel la Católica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios