Huelva

Alternativa estival en Pérez Cubillas

  • La asociación Un Nuevo Horizonte desarrolla varios proyectos dirigidos a los chicos del barrio

1. Los niños reciben apoyo escolar en la denominada 'Julioteca'. 2. Taller de baile urbano, una de las propuestas. 3. Los chicos ven una película proyectada en la pared. 4. Algunos de los chavales participan en el taller de akido. 1. Los niños reciben apoyo escolar en la denominada 'Julioteca'. 2. Taller de baile urbano, una de las propuestas. 3. Los chicos ven una película proyectada en la pared. 4. Algunos de los chavales participan en el taller de akido.

1. Los niños reciben apoyo escolar en la denominada 'Julioteca'. 2. Taller de baile urbano, una de las propuestas. 3. Los chicos ven una película proyectada en la pared. 4. Algunos de los chavales participan en el taller de akido. / fotos cedidas por la asociación /alberto ruiz

La Julioteca, las Olimpiadas Infantiles o Creciendo en familia son algunos de los proyectos impulsados desde Un Nuevo Horizonte para mi Barrio, asociación que trabaja en consonancia con el colegio Maristas. Esta entidad nace en 1994, aunque se reconoce oficialmente en 1996 y su cometido principal es, en palabras de su presidente, Juan Manuel Gómez, " la atención a menores y familias de la barriada Pérez Cubillas". Sin embargo, desde la asociación se remarca que también se benefician de las actividades que desarrollan chicos y chicas de barrios cercanos como Los Rosales o Tartessos.

Se escogió esta zona como ámbito de actuación tras los resultados emitidos en un informe de Cáritas en 2008, que advertían de los altos niveles de pobreza que presentaba el barrio. Fruto de ello, profesores, alumnos y padres y madres del colegio se unieron para ejercer esta función social.

Los chavales reciben apoyo escolar y disfrutan de actividades lúdicas en la Julioteca

El primer proyecto llevado a cabo fue Estudio Dirigido, que persigue el apoyo escolar a los chicos del barrio, cuyas edades oscilan entre los seis y los catorce años. David Ibáñez, profesor y pedagogo en la asociación, señala que "diariamente se ayuda a 25 o 30 niños en sus deberes escolares". Además, reconoce que esto no sería posible sin la ayuda de los más de 100 voluntarios que se acercan a la entidad a lo largo del año.

En el período estival, tres son las propuestas principales de las que los jóvenes de la zona se pueden beneficiar. En el mes de julio pueden disfrutar de la Julioteca, una actividad mixta que comprende tareas escolares y actividades de ocio; mientras que en agosto se celebra el tradicional Campamento Urbano. La duración del mismo es de diez días de agosto en el colegio de los Maristas y arranca el día 6. "El centro nos cede las instalaciones y llevamos a cabo actividades lúdicas para una población que suele carecer de oportunidades para tener ese tiempo de ocio", apunta el presidente de la asociación. No obstante, no sólo participan chicos de Pérez Cubillas, sino también procedentes de centros de menores como Ciudad de los niños o de la Fundación Don Bosco.

Junto a estos dos planes, los jóvenes también pueden pasar un buen rato participando en las Olimpiadas Infantiles, en las que se practican, durante dos tardes, deportes y juegos tradicionales como el pañuelo o la soga, en el campo de fútbol de Pérez Cubillas.

Además de este catálogo de propuestas estivales, la asociación realiza otra serie de proyectos durante el curso. Creciendo en familia consiste, tal y como expresa su coordinadora, Lola Fernández, en "una ayuda técnica para dar solución a los problemas que pueda tener una familia del barrio". Estos dilemas pueden ser desde una difícil convivencia en casa hasta la necesidad de orientación para acceder al mercado laboral.

Por su parte, Aula intercultural, coordinado por David Ibáñez, alberga a varios inmigrantes a los que se les enseña a desenvolverse en castellano en diferentes situaciones cotidianas.

La asociación logra, así, que los chicos del barrio tengan acceso a diversas alternativas de ocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios