Entrevista al viceconsejero de Cultura y Patrimonio, Alejandro Romero

“Huelva necesita especial atención por el déficit que ha tenido todos estos años”

  • El Museo Arqueológico, Isla Saltés, Fuentepiña o el Plan General de Investigación de la Zona Arqueológica son analizados por el segundo de a bordo del departamento que gestiona el PP

Romero está muy vinculado a la capital onubense y ha mostrado siempre su implicación con Huelva, además de su lealtad a la dirección provincial del PP. Romero está muy vinculado a la capital onubense y ha mostrado siempre su implicación con Huelva, además de su lealtad a la dirección provincial del PP.

Romero está muy vinculado a la capital onubense y ha mostrado siempre su implicación con Huelva, además de su lealtad a la dirección provincial del PP. / Josué Correa (Huelva)

El suyo es “un reto apasionante” y que afronta “con el mayor de los respetos”. Pero también con la máxima ilusión. No en vano, está convencido de que se pueden conseguir grandes retos si se escucha a la sociedad y a los actores culturales, y si se les facilita las herramientas necesarias. Eso sí, el nuevo viceconsejero de Cultura y Patrimonio, Alejandro Romero, advierte de que los logros llegarán poco a poco, ya que no se puede arreglar en un año “lo que no se ha hecho en 40”. Sin embargo, su intención es sentar las bases para que los proyectos pendientes se desarrollen y para que la ciudadanía “disfrute y sienta la cultura como algo suyo”.

–¿Cómo ha sido su ‘aterrizaje’ en la Consejería?

–Apasionante. Para una persona como yo, que viene del ámbito de la cultura, enfrentarme a este reto de poder participar y de hacer política cultural de otra manera, aplicando otros criterios, es algo soñado. Así que el aterrizaje ha sido muy intenso, con jornadas maratonianas y con mucha ilusión por parte de todos. Se ha conformado un equipo muy potente y en el que estamos empezando a trabajar en primer lugar analizando la situación real.

–¿Cómo se ha encontrado la Consejería?

–Aunque teníamos una idea, hay que contrastar la situación y ver la realidad tal cual. Cuando analicemos esa realidad, en base a ella empezaremos a planificar y a coordinar los trabajos. Eso quizás haya sido el principal handicap que hemos encontrado en la Consejería: la absoluta falta de planificación y control en las áreas culturales. Hay mucho a salto de mata. Y luego está la dificultad presupuestaria. El hecho de tener los presupuestos prorrogados tanto a nivel andaluz como a nivel estatal complica más la situación. Aún así, ya estamos en esa primera fase de análisis para poder comenzar a planificar y a aplicar nuestras políticas.

–¿Cuál va ser la filosofía respecto a la promoción de la cultura en Huelva? ¿Cuáles serán las líneas maestras?

–Tenemos claro que hay que apostar por la cultura que hay en cada lugar. La demanda y la política cultural tiene que nacer de las propias ciudades, de las propias provincias. No es lo mismo la zona de la Sierra que la zona de la Costa, por ejemplo. Y nuestra intención es atender esas demandas que hay en los sectores, en los municipios y provincias para poder darles los programas necesarios para que puedan llevar a cabo esa cultura. No descartamos absolutamente nada. Por supuesto, la cultura es universal y no entiende de generaciones ni de postulados. No queremos una cultura anclada en el pasado, todo tiene cabida dentro de nuestro proyecto. Lo interesante es que surja de la sociedad civil y que nosotros podamos facilitarle las herramientas para que se desarrollen todas las políticas culturales que sean necesarias. Nuestra apuesta es clara. No se trata sólo de los temas patrimoniales, que son muy importantes. Creo que la cultura en Huelva tiene mucha potencialidad en sectores como el flamenco, como las artes escénicas, la literatura, la edición o la gestión cultural. Y tenemos que ponerla en valor y desarrollar esas potencialidades. Es nuestro objetivo y en ello vamos a poner nuestro máximo empeño.

–¿En su presentación como viceconsejero anunció un ronda de contactos. ¿Ha empezado?

–Sí, ese es uno de los objetivos prioritarios que tenemos. Nuestra manera de entender la cultura no se concibe sin la participación de la sociedad civil y sin la participación de los sectores culturales, tanto a nivel de industria como a nivel de creación. Sin ellos es imposible establecer una buena política cultural que funcione realmente. Estamos manteniendo reuniones a todos los niveles y con todos los sectores para escuchar sus demandas y propuestas. Queremos hacerlas nuestras y mantener ese nivel de colaboración que hemos iniciado para desarrollar la política cultural que queremos aplicar en base a eso, tanto a las demandas ciudadanas como a las demandas del sector.

–¿Qué peso va a tener la cultura de Huelva en la Consejería?

–La cultura es una prioridad para el Gobierno andaluz en todos los aspectos. Y estamos convencidos de que lo será la provincia de Huelva, que necesita una especial atención por el déficit que ha tenido durante todos estos años. Es una provincia que ha sufrido el abandono y la falta de inversiones en muchos aspectos, y la cultura es uno de ellos. En ese sentido, y así lo ha hecho ya saber la consejera sus primeras declaraciones, Huelva es una prioridad para la Consejería.

–¿Trabajarán, entonces, para paliar el agravio comparativo que hay respecto a otras provincias? De las 27 instituciones culturales que gestiona la Junta (8 conjuntos y 19 museos) sólo una corresponde a Huelva: el Museo de la Alameda Sundheim.

–Coincido plenamente con esa afirmación. Pero no me gusta hablar de agravios comparativos entre provincias, no me gustan esas comparaciones. Lo que sí queremos hacer es dotar a la provincia de todas las infraestructuras culturales y los programas culturales que merece. Independientemente de lo que haya en otras provincias (que me alegro por ellas), por supuesto en Huelva nos vamos a implicar para que tenga el nivel cultural que se merece y que tiene.

–Hablemos de proyectos concretos. ¿Es una prioridad de la Administración autonómica el Museo Arqueológico?

–Lo es. Ya lo dijo la consejera, que ese proyecto es una prioridad por el déficit de infraestructuras culturales que tiene la provincia de Huelva. Es un edificio que tenemos que convertir en Museo Arqueológico. Sin embargo, este proyecto nace con una problemática inicial, que es que se ha ejecutado muy mal. Lo lógico habría sido empezar por el plan museológico, para ver qué se va a hacer y qué discurso se va a a tener... Para saber qué discurso va a haber en cada uno de los dos museos. También es necesario contar con el plan museográfico viendo qué se va a exponer, que se puede exponer. Y por último ejecutar la obra y realizar el proyecto.

–Pero las obras de demolición en el interior ya han comenzado y la Comisión Provincial de Patrimonio ha dado luz verde a las catas arqueológicas.

–Nos hemos encontrado el proyecto totalmente al revés. Se han empezado unas obras y no hay plan museológico ni plan museográfico.

–¿Condicionará ese hecho el proyecto?

–Evidentemente eso condiciona mucho el resto del proyecto. Aun así, ya hemos tenido una reunión con la Asociación de Amigos del Museo y le hemos mostrado claramente nuestra intención, partiendo de la realidad en la que nos encontramos y que ya no podemos revertir, porque tenemos un proyecto en marcha y una asignación económica que se tiene que cumplir. A partir de ahí, hay que empezar a trabajar desde ya para conseguir realizar el plan museológico y el plan museográfico y poder realizar el mejor proyecto de museo que podamos.

–¿Será muy complejo adecuarlo?

–Hasta que no sepamos qué espacio expositivo hay y cómo lo vamos a dotar no sabemos qué problemática nos podemos encontrar. Evidentemente tendremos que adaptarnos e intentar modificar todo lo que podamos pero dentro de las limitaciones de la base de la que ya partimos. Aún así, insisto en que haremos el mejor proyecto posible y en ello pondremos todo nuestro empeño.

–El proyecto actual es el mismo que se presentó para el centro multicultural hace años, aunque con pequeños cambios.

–Evidentemente. Un proyecto de un museo no se puede iniciar así. Si la voluntad era hacer un Museo Arqueológico, no se habría ejecutado así.

–Pero los plazos son los que son.

–Claro, estamos limitados por la urgencia de las obras, que ya han comenzado, y tenemos un plazo de finalización al que debemos ceñirnos. Insisto, nuestra voluntad es revertir la situación que nos hemos encontrado con un proyecto mal ejecutado en ese sentido y trabajar para dotar a la ciudad del museo que se merece. Huelva se merece una buena infraestructura museística.

–¿El uso es impepinable: Museo Arqueológico?

–Sí.

–¿Considera que el Banco de España es el sitio idóneo para albergar el Arqueológico?

–Eso es una demanda de la ciudad de Huelva. Ha sido la sociedad civil la que ha promovido el sitio. Nos parece un emplazamiento único y muy adecuado.

–El Supremo ha ratificado la anulación de la protección patrimonial de Fuentepiña. ¿Promoverán su recuperación como Bien de Interés Cultural?

–Lo que no vamos hacer es volver a cometer los errores que se han cometido. Nos parece una pésima gestión la que se ha llevado acabo en este asunto y, de hecho, tenemos dos sentencias dictaminando nula esa declaración de BIC. Nuestro objetivo es darle la máxima protección posible, como no puede ser de otra manera, porque es un lugar emblemático. Ya hemos tenido un primer contacto con los propietarios y nuestra intención es hablar con ellos y buscar la mejor solución posible evitando todos los conflictos. Queremos que sea una solución definitiva.

–¿Esa solución pasa por adquirir el inmueble o por protegerlo estando en manos privadas?

–Estamos viendo todas las opciones y buscando la mejor. Todavía sólo hemos tenido una primera toma de contacto y a partir de ahí empezamos a trabajar para buscar la mayor protección para Fuentepiña.

– ¿La propiedad está receptiva?

–Insisto en que ha sido una primera toma de contacto para encauzar la situación y empezar a mostrar la voluntad por ambas partes de que queremos llegar a un acuerdo. Y se intentará llegar al mejor acuerdo posible.

–Desde el pasado verano, la propiedad, que ha adecentado el inmueble, lo tiene a la venta en un portal de anuncios por un montante de un millón y medio de euros. ¿Qué le parece?

–Evidentemente los propietarios tienen derecho a vender sus propiedades. No obstante, la voluntad es colaborativa. Todas las opciones están encima de la mesa.

–¿Declararán Conjunto Arqueológico el yacimiento de Isla Saltés?

–Nosotros hacemos nuestra la propuesta que salió del Parlamento por unanimidad. Nuestra intención es que el yacimiento acabe siendo un Conjunto Arqueológico. Estamos trabajando en ello, aunque tenemos que tener un plazo razonable porque hay proyectos que se llevan haciendo durante años y en un mes no los podemos arreglar. Pero nuestro empeño es máximo y aunque se trata de un proceso complejo que puede ser largo, vamos a tratar de acortarlo lo máximo posible. Iremos dando, aunque sea, pequeños pasos para llegar al objetivo final, que es lo que se aprobó en el Parlamento.

–¿Se le brindará protección patrimonial aunque no lleguen a adquirirlo?

–Estamos viendo todas las posibilidades. Todavía no puedo afirmar nada en ese sentido porque no nos ha dado tiempo. La situación es muy compleja y viene de muchos años atrás. Evidentemente nosotros buscaremos todas las soluciones posibles e intentaremos alcanzar la más idónea para que se haga el mejor proyecto.

–¿Declararán BIC el Monumento a Colón?

–Cuenta ya con la protección como el resto de los Lugares Colombinos, y evidentemente no renunciamos a que, si se considera y se estima oportuno, tenga una protección especial. Estamos abiertos a todo. Pero ahora mismo todavía no hemos entrado en ese tema.

–¿Cuál es la postura de la nueva Administración respecto al Festival de Cine Iberoamericano?

–Para la Consejería de Cultura el festival es uno de los emblemas de la comunidad. Es el festival decano y entendemos su importancia y su impacto en una ciudad como Huelva y a nivel regional. Nuestra apuesta es clara, pasa por apoyarlo y por potenciarlo. Es el compromiso claro que tenemos. Hemos tenido ya una reunión con el director para conocer la situación. Sin lugar a dudas, la voluntad de la Consejería es que vuelva a ser el festival que Huelva se merece. Seguiremos aportando dinero e incrementaremos la partida en la medida de lo posible.

–¿Se mantiene el compromiso de abonar el segundo pago de la deuda?

–Por supuesto. De eso no cabe la menor duda.

–Se cumplen tres años del primero de los dos expolios del yacimiento de La Orden-Seminario sin noticias del Plan General de Investigación de la Zona Arqueológica de Huelva. ¿Van a retomarlo?

–Tras los tristes sucesos que ocurrieron, se firmó el convenio en 2016 entre la Junta y la Universidad de Huelva y se establecieron unas líneas de trabajo, pero no se ha llegado a realizar nada. Hemos retomado el contacto con la Universidad para actualizar el proyecto y estamos trabajando en la elaboración de un nuevo proyecto de investigación, pero con la intención clara de llevarlo a cabo.

–El Ayuntamiento ha aprobado crear una comisión con técnicos y los grupos políticos para definir el uso de la Estación de Sevilla. Está pendiente su declaración como BIC.

–Evidentemente el inmueble merece una protección porque reúne las condiciones para ello. Pero creo que lo importante en este caso es que ese edificio no se convierta en un inmueble más abandonado de la ciudad a pesar de estar protegido. Creo que lo interesante y lo prioritario es que los onubenses pudiésemos disfrutar de ese edificio lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios