OBITUARIO

Adiós al primer rector de la UHU

El profesor Francisco Ruiz Berraquero, en una entrevista de 2006. El profesor Francisco Ruiz Berraquero, en una entrevista de 2006.

El profesor Francisco Ruiz Berraquero, en una entrevista de 2006. / espínola

La muerte suele deparar coincidencias caprichosas, que casi se convierten en guiños de última hora de sus protagonistas. Puede que ésta sea la explicación a la marcha del profesor Francisco Ruiz Berraquero justo el año en el que se celebra el 25 aniversario de la creación de la Universidad de Huelva que a él le tocó enseñar a andar. Justo una semana después de que la institución lo celebrara por todo lo alto, con la suficiencia del joven que alcanza la mayoría de edad.

No se puede hablar de la Onubense sin hacer mención a quien fue su primer rector entre los años 1993 y 1997, aunque tuviera el título interino de presidente de la Comisión Gestora. Esta designación le correspondía tras recibir el encargo del entonces consejero de Educación, Antonio Pascual, apelando a su condición de universitario ante todo, en el más profundo sentido del término.

Ruiz Berraquero presidió la Comisión Gestora con la que la Onubense echó a andar

Él mismo contaba que no era la primera vez que le tocaba transformar unos cuarteles militares en centros universitarios, como pasó en el campus de El Carmen y antes hizo en Alicante. Tampoco en el cometido de poner la primera piedra en un proyecto universitario, como también hizo en Santiago de Compostela y en Sevilla a través de su especialidad.

Pero no lo tuvo fácil Ruiz Berraquero. Su mandato se extendió durante cuatro años, en los que tuvo que lidiar con una evidente falta de profesorado y de instalaciones adecuadas. La consecución de las demandas de Huelva en la histórica movilización del 3 de marzo de 1988 tuvo como compañeras esos años las carencias en frentes múltiples que hicieron muy complicada la tarea de sacar adelante la Universidad que todos querían.

Hizo mucho el carácter conciliador del catedrático de Microbiología, que tuvo que dejar su puesto en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla para aplicar en Huelva su gran conocimiento del medio universitario. Con generosidad y mano izquierda, aunque también firme en tantos momentos que así necesitó.

En una entrevista concedida a este periódico años después, el profesor utrerano aseguraba, satisfecho, que dejó como legado "una Universidad": "Mejor o peor pero una Universidad".

La Universidad de Huelva hizo pública ayer una nota de pesar por el fallecimiento del profesor Ruiz Berraquero a los 82 años, en la que la actual rectora, María Antonia Peña, destacó "la extraordinaria calidad humana", además de "su impecable gestión al frente de la Comisión Gestora en los complejos momentos de la gestación de nuestra Universidad".

A Huelva siempre le guardó un gran cariño. Confesaba al término de su mandato que le hubiera gustado presentarse a las primeras elecciones, esta vez para ser, con título magnífico, entonces sí el primer rector pleno de la Onubense. Su sentido de la responsabilidad le impidió dar ese paso, aunque su retorno a la Hispalense no evitó que siguiera dirigiéndose a ésta con una consideración muy especial: "Mi Universidad".

Recibió su máxima distinción, la Medalla de Oro, en 2001; poco menos que lo justo para quien lo dio todo para conseguir la institución que este año celebra sus primeros 25 años de existencia. Lo dijo en aquella ocasión quien le sucedió en el cargo, Antonio Ramírez de Verger: "Es el responsable de poner los buenos cimientos sobre los que se asienta ahora esta Universidad". Probablemente se le eche más en falta ahora, en esta época de efemérides, aunque su sello acompañará siempre la historia de la UHU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios