Huelva

Adelante respalda las movilizaciones del personal de integración social y de interpretación de lengua de signos

  • La formación denuncia la situación "precaria" en la educación pública del colectivo

Mónica Rossi durante la concentración de PTIS de Huelva. Mónica Rossi durante la concentración de PTIS de Huelva.

Mónica Rossi durante la concentración de PTIS de Huelva. / M.G. (Huelva)

Adelante Huelva llevará al próximo Pleno del Ayuntamiento la lucha por el mantenimiento del empleo y por la estabilidad laboral del personal técnico de integración social y las intérpretes de lengua de signos que trabajan en centros educativos públicos. Esta pugna vendrá dada por una iniciativa con la que la formación quiere obtener "el respaldo del Consistorio para que puedan ser subrogadas por la Consejería de Educación y dejen de trabajar en precario para empresas privadas externalizadas, como están reivindicando con sus movilizaciones”, según explica la portavoz municipal de Adelante Huelva, Mónica Rossi.

En la provincia de Huelva trabajan como personal Técnico de Integración Social (PTIS) e Intérpretes de Lengua de Signos (ILSE) 160 profesionales, de las 1.400 que hay en Andalucía, siendo la gran mayoría mujeres. Este colectivo laboral trabaja para empresas externalizadas en los centros educativos públicos. En la ciudad de Huelva, trabajan un total de 81 de ellas (33 PTIS y 48 ILSE), repartidas en veinte colegios e institutos públicos.

Estas trabajadoras llevan años sufriendo, según Adelante Huelva, “una constante situación de precariedad laboral”, ya que desempeñan sus funciones en centros educativos públicos con condiciones laborales peores que las que tendrían si fueran personal laboral de la Junta de Andalucía. En este sentido, Rossi asegura que "han sido trabajadoras que durante años han soportado contratos precarios y a tiempo parcial, además de afrontar una situación de movilidad constante en sus lugares de trabajo".

El trabajo de estas profesionales consiste en llevar a cabo labores de interpretación de lenguaje de signos, en unos casos, y de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (traslado del domicilio al centro escolar, movilidad por el centro, ayuda al aseo personal y otros apoyos necesarios) en los centros públicos de educación infantil primaria y secundaria de la provincia de Huelva. “Se trata de tareas absolutamente necesarias e imprescindibles para garantizar el derecho a la educación de toda la población, facilitando la escolarización de alumnas y alumnos que requieren de una atención integradora”, señala al respecto Mónica Rossi.

Ante la "declaración de intenciones" de la Consejería de Educación de rescatar los servicios externalizados, Adelante Huelva considera que se ha olvidado a este colectivo laboral, que "ve peligrar por ellos sus puestos de trabajo". Ante ello, estas profesionales consideran necesario que la Consejería de Educación abra un proceso de diálogo que compagine la estabilidad laboral de estas trabajadoras mediante su subrogación como empleadas públicas, cumpliendo en todos los casos el procedimiento legal previsto para ello.

Para lograr esta estabilidad laboral y no perder sus empleos, este colectivo ha protagonizado ya dos jornadas de huelga convocadas por el sindicato Comisiones Obreras, además de movilizaciones como la que realizaron ayer a las puertas de la Delegación provincial de Educación en Huelva, en la que estuvieron presentes, apoyándolas, Mónica Rossi y Jesús Amador, integrantes del Grupo Municipal de Adelante Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios