Huelva

Acánthum invita a los comensales a probar los nuevos sabores del otoño

  • El restaurante continúa con éxito su doble fórmula en los menús

Xanty Elías, ante una de sus creaciones. Xanty Elías, ante una de sus creaciones.

Xanty Elías, ante una de sus creaciones. / Alberto Domínguez (Huelva)

Xanty Elías daba un paso fundamental en su carrera el pasado 23 de junio al transformar su restaurante Acánthum (www.acanthum.com) en una doble fórmula. El público ha respondido y ha sido un intenso verano para el chef y su equipo, ilusionados y con la creatividad en su máxima expresión, afrontan el otoño y se frotan las manos ante una despensa tan inspiradora y suculenta como la de la nueva estación.

Saber qué llegará a manos del chef es un tanto complicado porque se rige totalmente por el dictado del mercado, que visita cada día. Si bien, se esperan las primeras piezas de caza (venado, perdiz y corzo, por ejemplo), también setas como amanita caesarea, en Huelva conocidas como tanas, los níscalos y los apreciados boletus pinophilus o boletu pinícola. En cuanto a la lonja, el pescado azul deja paso al blanco, y a pesar de la veda de la cigala, sigue entrando procedente de aguas portuguesas. Estos y mucho más productos, a medida que vayan llegando en su momento óptimo, serán los protagonistas del otoño acanthuniano, arriba y abajo.

El Taller de Xanty Elías es el espacio en el que el comensal acepta el reto de dejarse llevar. Todas las preguntas son bienvenidas porque se trata de que fluya el diálogo, y la magia de la gastronomía en vivo y en directo, sin máscaras, sin trampa ni cartón y sí con mucha naturalidad, se asiste a un menú que cada día es diferente. La experiencia está diseñada para un máximo de 8 comensales, junto a ellos tan solo el chef y el sumiller. 

De forma exclusiva y segura, atendiendo a todas las medidas, Xanty Elías interactúa con los clientes, ilustra el porqué de la elección de los alimentos, de dónde proceden, quien es el productor en el que él confía, etc. El menú nunca se conoce con antelación y se diseña en función del mercado, concretamente el del Carmen, y de los comensales.

De esta forma tan singular y tan real, se experimenta un viaje inédito por aquellos ecosistemas que en el momento presente conforman su identidad gastronómica, por aquello en lo que cree y que es 100% ADN Huelva. En definitiva, una cocina cercana, próxima, tanto por los alimentos de la que parte como por la filosofía y técnica que definen a Xanty Elías, amante de lo genuino, de lo auténtico.

El horario de El Taller de Xanty Elías es de jueves a sábado con horario de única entrada a las 14:00 y a las 21:15. La reserva es imprescindible y el precio es de 150 euros.

ADN Huelva también a la carta

En la planta baja, Acánthum a la carta también ha conquistado al público, sobre todo al local, que conoce perfectamente el trabajo de Xanty Elías, pero que no se resiste a seguir degustando recetas sabrosas y de proximidad, pero en un ambiente más relajado. En esta zona, se recupera le esencia de una casa de comidas que atiende asimismo a la temporada y con ingredientes que responden a la máxima del chef: 100% ADN Huelva.

Estructurado en dos turnos por servicio, el horario es de martes a sábado a las 13:00 y 15:30 y, llegada la noche, a las 21:00 y 23:30. No es imprescindible reservar, pero se recomienda. El precio medio es de 35 euros (bebidas incluidas). Se han sumado nuevas mesas altas en la zona de la barra y la capacidad es para un máximo de 25 personas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios