España

La marcha de un rey en cuatro actos

  • Seis años después de su abdicación, Don Juan Carlos anuncia se marcha de España

Don Juan Carlos, en marzo de 2018. Don Juan Carlos, en marzo de 2018.

Don Juan Carlos, en marzo de 2018. / EFE

Poco más de seis años después de que el rey Juan Carlos I abdicase, el hoy emérito ha anunciado a su hijo su voluntad de dejar de vivir en el palacio de la Zarzuela y en España. El deterioro de la imagen de quien fuese el jefe del Estado durante la Transición de España a la democracia comenzó a raíz del caso Nóos, por el que fue condenado su yerno Iñaki Urdangarín, y del accidente de Botsuana, en abril de 2014.

Las disculpas del Rey

  

El 18 de abril de 2014, en un gesto sin precedentes, el Rey pidió perdón por su polémico viaje de caza a Botsuana, donde se rompió la cadera. "Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir", afirmó, entonces, el monarca tras recibir el alta cuatro días después de ser operado en el Hospital USP San José, de Madrid.

Las circunstancias en las que se produjo el accidente del Rey, en una semana muy dura económicamente para España, con una prima de riesgo disparada por encima de los 400 puntos, y la Bolsa en caída libre prendió rápidamente la polémica por su oportunidad y por el coste de un safari de esta clase. El Rey había viajado al país africano junto a Corina Larsen, quien posteriormente se declararía "amiga especial" de Don Juan Carlos.

La abdicación 

El rey Juan Carlos abdicó el 2 de junio de 2014, después de 39 años de reinado. "Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando", aseguró el Monarca en un discurso televisado desde Zarzuela. De su sucesor, el hoy Felipe VI, dijo que "tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado".

El Gobierno, presidido entonces por Mariano Rajoy, aprobó una ley de sucesión, que contó con el apoyo del PSOE dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba.

El Rey tomó la decisión de abdicar el 5 de enero anterior, al cumplir los 76 años, y semanas después se lo comunicó a Rajoy y a Rubalcaba.

Deja la vida pública

A los cinco años de su abdicación, Don Juan Carlos comunicó a su hijo, el rey Felipe VI, la voluntad de retirarse de la vida pública. Se hizo efectivo a partir del 2 de junio de 2019. Según escribió el Monarca emérito, "ha llegado el momento de pasar una nueva página en mi vida  y de completar mi retirada de la vida  pública", algo que, según afirma, lleva madurando desde que en 2018 cumplió 80 años y celebró el 40 aniversario de la Constitución en las Cortes Generales "con orgullo y admiración" y "el recuerdo de tantas personas que contribuyeron a hacer posible la Transición política y renovar mi sentimiento de permanente gratitud hacia el pueblo español".

Con esta carta, don Juan Carlos puso fin a su retirada definitiva de la vida  pública  española, que comenzó hace cinco años con su abdicación y que no estuvo exenta de algunas tensiones debido a lo insólito de una situación que generaba malentendidos protocolarios, como el que se registró durante la celebración del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas, a la que no fue invitado.

Sin embargo, y pese a episodios como ése, la sucesión de la Corona -algo siempre complicado cuando el monarca sustituido está vivo- fue un éxito del que el Rey emérito ha sido parte activa. 

Felipe VI renuncia a la herencia 

Felipe VI comunicó el 15 de marzo pasado que, para preservar la ejemplaridad de la Corona, renunciaba a la herencia de Don Juan Carlos, tras vinculársele como beneficiario de una fundación que ingresó 65 millones de Arabia Saudí. El  Palacio de La Zarzuela hizo público un comunicado en el segundo día de la declaración del estado de alarma por el Covid-19 en el que informaba de estas decisiones tras diversas informaciones publicadas en las que se aseguraba que Felipe VI era beneficiario de una sociedad offshore creada por don Juan Carlos vinculada a una donación de Arabia Saudí.

Ante esas informaciones, la Casa Real recordó las palabras del Rey  en su discurso de proclamación del 19 de junio de 2014 en las que dijo que la Corona debe velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función institucional y a su responsabilidad social. Resaltó, asimismo, que subrayó que el Monarca, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente, sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos. En coherencia con esas palabras, el Rey  hizo público que don Juan Carlos tiene conocimiento de su decisión de renunciar a su herencia  "que personalmente le pudiera corresponder". También a "cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona".

Don Juan Carlos dejó de percibir, entonces, la asignación que tenía fijada en los presupuestos de la Casa de su Majestad el Rey . Don Juan Carlos mantenía esa asignación pese a que el pasado junio decidió retirarse de la actividad oficial. En ese momento, La Zarzuela informó de que, al dejar de desarrollar actos oficiales, los recursos humanos y presupuestarios de que disponía podrían modificarse, aunque hasta ahora no se había tomado una decisión al respecto. Como miembro de la Familia Real el anterior Jefe del Estado tuvo un sueldo de 194.232 euros durante 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios