El Rocío

Un mayo muy rociero para Huelva

  • Emigrantes realiza su ofrenda floral a la Virgen de la Cinta en su cincuentenario

  • Los rocieros de Huelva celebran su función principal en la Concepción

José Manuel Barral recibe la ofrenda floral a la Virgen de la Cinta al ofertorio de la misa.

José Manuel Barral recibe la ofrenda floral a la Virgen de la Cinta al ofertorio de la misa. / E. J. S.

Como cada mes de mayo Emigrantes inicia su camino hacia El Rocío en el santuario del Conquero con la ofrenda floral a la Virgen de la Cinta.

Este año aunque no hay camino por las arenas sí existe ese deseo por estar ante la Blanca Paloma. No habrá romería por la pandemia del coronavirus, pero sí camino hacia Pentecostés en este Rocío de Esperanza que ha anclado en esta Huelva marinera importantes actos que ha unido a las hermandades de Huelva y Emigrantes junto a la Matriz de Almonte, en un gran programa de actos con el lema de Huelva es Rocío.

Este primer día de mayo ha tenido como cada año una especial significación mariana en el santuario de la Patrona de Huelva, ante la que han llevado los rocieros de Emigrantes sus flores y sus plegarias, unidos a la acción de gracias de estos cincuenta años que está celebrando.

Un acto reducido en el aforo por las restricciones, lo que llevó a que tras la celebración religiosa permaneciera abierto el santuario para que todos los hermanos de Emigrantes pudieran realizar su ofrenda a la Virgen de la Cinta, tras la eucaristía presidida por José Manuel Barral. Un acto que contó con la presencia del teniente hermano mayor de la Cinta, Antonio Colchero; el presidente y hermano mayor de Emigrantes, José Garrido y Antonio Ortiz, respectivamente.

El obispo Santiago Gómez presidió la función principal de Huelva. El obispo Santiago Gómez presidió la función principal de Huelva.

El obispo Santiago Gómez presidió la función principal de Huelva. / Alberto Domínguez

Una jornada rociera que se completaba por la tarde con la función principal de la Hermandad del Rocío de Huelva en la parroquia de la Concepción donde su Simpecado aparecía en un cañavera de cera encendida de tantas plegarias. Una solemne función que presidió el obispo de Huelva, Santiago Gómez, que concelebró con el párroco de la Concepción, Diego Capado, y el director espiritual de la Hermandad del Rocío, José Antonio Omist, con la presencia del presidente, Juan Carlos Rubio y la hermana mayor, Desirée Márquez; y autoridades locales encabezada por el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, asistiendo también la presidenta del Puerto, Pilar Miranda, o el hermano mayor de la Cinta, Esteban Brito.

Una jornada que abrieron los tamborileros de Emigrantes en El Conquero y que pusieron el colofón por la tarde los de Huelva a las puertas de la Concepción.

Tags

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios