El Rocío

Fallece Juan Gil Zamora, fundador de la Hermandad de Emigrantes

  • Presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Huelva

  • Recibió la Medalla de la Ciudad y el Onubense del Año de 'Huelva Información'

Juan Gil Zamora en la sede de 'Huelva Información'. Juan Gil Zamora en la sede de 'Huelva Información'.

Juan Gil Zamora en la sede de 'Huelva Información'. / Alberto Domínguez

En plena celebración del cincuentenario fundacional de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Emigrantes, falleció ayer en nuestra ciudad quien fuera su iniciador Juan Gil Zamora, después de una larga enfermedad y a la edad de 87 años. Un hombre sencillo que dedicó su vida a acciones sociales como la creación en Huelva de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas.

En 2016 el Ayuntamiento de Huelva le concedió la Medalla de la Ciudad y en 2017 recibió el Onubense del Año que otorga Huelva Información dentro del apartado de Solidaridad y Valores Humanos.

Las raíces de la Hermandad de Emigrantes se encuentra en la localidad alemana de Bocholt, donde en 1963 Juan Gil Zamora pone en marcha la Casa de España como una forma de integración de los españoles, lo que dará lugar más tarde a la constitución oficial de la propia hermandad rociera. Se trajo de allí el espíritu que le ha marcado hasta ahora en este medio siglo de vida institucional, incardinada en la ciudad de Huelva y una de las hermandades filiales más queridas que acceden hasta la aldea almonteña.

El presidente de la hermandad de Emigrantes, Inocencio Forcén, a quien le unía una gran amistad desde hace muchos años, ha señalado “el gran compromiso que Juan Gil Zamora siempre ha tenido con la sociedad y con su hermandad”. Asimismo, ha manifestado que “la Hermandad de Emigrantes tiene una deuda con él y esperamos poder realizarle el gran homenaje que su figura merece, ya que la actual situación sanitaria impide que su gran familia de Emigrantes pueda tributarle la despedida que por méritos propios merecía”. El sepelio tendrá lugar mañana en la más estricta intimidad, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Juan Gil Zamora recordaba aquel tiempo en Alemania como emigrante, decía que todos los que no tenían contrato iban a Bocholt, a él le ofrecieron un puesto de trabajo en las minas alemanas de Repelen en Düsseldorf. Una vez en Alemania se instaló en unas viviendas junto al resto de los trabajadores de la propia empresa Messing dedicada al textil, en Bocholt. Allí les abrieron las puertas los contratistas y los dueños de las fábricas de textil que estaban cerradas y llegaron a contratar a más de mil españoles.

Como integración pusieron en marcha la Casa de España que debía tener una Patrona como el resto, él propuso el nombre de Virgen del Rocío. No era fácil que saliera pues entre 400 españoles solo ocho eran andaluces, al final lo consiguió en la votación y quedó el nombre como ‘Club Hispano-Alemán Virgen del Rocío’.

Es a partir de ese momento cuando empieza la semilla que florecerá con la Hermandad de Emigrantes. En 2013 la hermandad tuvo un reconocimiento oficial a su persona en la capilla de su casa en Huelva.Participó activamente en la Juventud Obrera Católica, que le mereció la felicitación del papa Juan XXIII y en Cáritas. Estuvo vinculado a la cooperativa de viviendas Parque de la Luz, para crear casas sociales para los emigrantes.

A sus expensas se levantó la Cruz de la Alegría de la avenida alcalde Federico Molina. Donó el monumento a San Francisco de Asís en la Barriada de Pérez Cubillas. Una iniciativa de Juan Gil Zamora tras poner en marcha la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Huelva de la que era su presidente. En la parroquia de San Francisco de Asís celebra anualmente la Sociedad Protectora con la Hermandad Sacramental de la Salud la bendición de animales, participando en la procesión del santo.

Etiquetas

más noticias de EL ROCÍO Ir a la sección El Rocío »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios