Guerra comercial

Más de 8.000 trabajos se verán afectados por la subida de aranceles a la aceituna negra por parte de EEUU

  • Las primeras estimaciones de la Junta apuntan a un perjuicio económico de 350 millones de euros en el próximo lustro

  • El consejero de Agricultura calificó la medida de "barbaridad" y aseguró que Trump busca una ventaja competitiva "injusta" para las empresas estadounidenses

Rodrigo Sánchez Haro analiza la situación de la aceituna de mesa en EEUU. Rodrigo Sánchez Haro analiza la situación de la aceituna de mesa en EEUU.

Rodrigo Sánchez Haro analiza la situación de la aceituna de mesa en EEUU. / José Ángel García

Comentarios 2

La guerra comercial entre Estados Unidos (EEUU) y Europa (UE) ha impactado directamente a la ya maltrecha economía del campo andaluz. La notable subida de los aranceles a la aceituna negra española, que pasaría de un 21,60% a un 34,75%, propuesta por el Departamento de Comercio de EEUU, significaría un daño para el sector de 350 millones de euros en los próximos cinco años. La cifra proporcionada por el consejero de Agricultura y Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, afectaría también de forma directa en el empleo, ya que hasta 8.000 puestos de trabajo serían damnificados, y la Patronal ya advierte de que pueden producirse Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en un futuro próximo. 

Alrededor de 300 empresas ya están altamente preocupadas por este agresivo paso dado por la administración liderada por el republicano Donald Trump. Las estimaciones apuntan a una pérdida de negocio del 40% si esta medida antidumping sigue adelante. La reunión de la Comisión Internacional de Comercio de EEUU, del próximo 10 de julio, será última oportunidad para frenar esta iniciativa altamente perjudicial para el campo andaluz. La subida de aranceles a la aceituna negra afectaría principalmente a empresas de la provincia de Sevilla, la primera productora de este producto.

El consejero se reunirá con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la primera hora de mañana. Mientras que el viernes se verá con los responsables del la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa). El objetivo es buscar soluciones y crear un frente común para defenderse ante una situación que califica de "barbaridad", ya que según Sánchez Haro, lo único que busca Trump es proporcionar una ventaja competitiva "injusta" para las empresas estadounidenses. "La Junta ha hecho toda la justificación de sus argumentos, ha presentados miles de datos y cientos de expedientes. Las ayudas son legales, se encuentran bajo el amparo de la Organización Mundial del Mercado (OMC)", afirmó Sánchez Haro. 

La idea es implicar a la UE en esta batalla que pone en peligro la exportación de 100.000 toneladas de aceituna negra procedentes de Andalucía, un 68,5% del total de lo que importa EEUU anualmente, y que amenaza con extenderse a otros productos en los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios