Economía

Ocho de cada diez españoles respaldan combinar el teletrabajo con ir a la oficina

Un trabajador produce a distancia con un ordenador portátil. Un trabajador produce a distancia con un ordenador portátil.

Un trabajador produce a distancia con un ordenador portátil. / D. S.

Entre los grandes cambios que ha traído la pandemia, el entorno laboral es uno de los que más se ha visto alterado tras la declaración de estado de alarma y la orden de impedir la movilidad durante semanas. El teletrabajo, una opción que ya existía, se impuso entonces como la única posibilidad de producir para millones de empleados y autónomos, fuesen o no de actividades esenciales.

Ante este giro de 180 grados vivido en los últimos meses, y del nuevo paradigma económico y laboral en el mundo, el Grupo Adecco ha elaborado el estudio Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo, un trabajo de escala mundial que recoge datos sobre percepciones laborales en ocho países de los que opera, entre ellos, España.

El informe se ha realizado gracias a una encuesta a trabajadores con contratos de al menos 20 horas semanales. El trabajo de campo se realizó en mayo de este año con una muestra total de 8.000 trabajadores de Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón (mil encuestados en cada país).

Gracias al estudio, el Grupo Adecco ofrece tendencias sobre cómo será el futuro del mundo del trabajo y sobre las nuevas oportunidades que surgen como consecuencia de la pandemia.

Y una de ellas es que se ha roto el techo de cristal que tenía el teletrabajo. Según un estudio que había elaborado el Adecco Group Institute, en el último trimestre de 2019, sólo un 7,9% del total de ocupados en España teletrabajaba al menos una vez a la semana desde casa. En cambio, en la era pos-Covid-19 Ahora mismo, el trabajo en remoto ha pasado a ser la primera opción tanto para empleados como para empresas, con una apuesta por desarrollar un modelo híbrido.

Así, un 77% de todos los empleados encuestados a nivel global piden mayor flexibilidad en el puesto de trabajo como consecuencia de la pandemia y un 74% afirma que la mejor manera para conseguir avanzar en su puesto de trabajo es, sin duda, el poder combinar el trabajo a distancia con el trabajo presencial en la oficina.

Esa apuesta por la flexibilidad es aún mayor en España. Ocho de cada diez empleados del país consideran que es un factor clave para el futuro del trabajo. También son más los que afirman que el modelo ideal es aquel que combina el teletrabajo con el trabajo en oficina, un 77% de los encuestados españoles, lo que supone tres puntos porcentuales más que el dato global.

Otro efecto positivo de este cambio es que un 64% de los encuestados es España reconoce haber perfeccionado sus competencias digitales durante estos meses. Además, le se da más importancia a esas capacidades. Un 69% de los encuestados globales afirma que es esencial hacerlo en el futuro post pandémico. En España, el porcentaje aumenta y se convierte en el más alto, con un 79% de las personas encuestadas que así lo desea.

Además de formación digital, los empleados españoles demandan una mejora de competencias en las áreas como la gestión del trabajo en remoto (un 78% de encuestados frente al 65% global). el desarrollo de soft skills (un 73% de encuestados frente al 63% global) y el uso de plataformas o sistemas corporativos (un 72% de los encuestados frente al 65% global).

Sólo el 9% de los encuestados en España cambiaría de trabajo y de sector

El coronavirus también ha motivado que la fuerza laboral reflexione sobre si sus trabajos les llenan o se planten un cambio. En términos globales, ocho de cada diez trabajadores encuestados querrían continuar en la misma empresa, y la mitad de ellos lo haría en su actual puesto, mientras que un 30% buscaría mejorar su puesto y sus condiciones actuales.

Sólo dos de cada diez trabajadores en el mundo afirman sentir la necesidad de cambiar de trabajo tras la experiencia durante la pandemia. De ese 20%, un 9% buscaría nuevas oportunidades en el mismo sector, mientras que un 11% estaría dispuesto a cambiar de actividad.

La respuesta en España no varía mucho. Un 9% de los encuestados cambiaría de trabajo y de sector, mientras que, del 91% restante que no cambiaría, el 7% sí que lo haría de puesto. El 51% se quedaría en el mismo sector y el 34% buscaría ascender en la misma empresa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios