Economía

Sólo 39 de los 1.164 despidos de Airbus en Europa serán en España

  • El grueso del recorte se llevará a cabo en Francia, con 640 afectados, y en Alemania, con 429

El acto de entrega del primer A400M para España tendrá lugar mañana en la planta de San Pablo en Sevilla. El acto de entrega del primer A400M para España tendrá lugar mañana en la planta de San Pablo en Sevilla.

El acto de entrega del primer A400M para España tendrá lugar mañana en la planta de San Pablo en Sevilla. / M. g.

Una de cal y otra de arena. Si el lunes se conocía que Airbus realizará un ajuste en España de 360 empleos por el frenazo en los pedidos del avión de pasajeros A380 y el modelo militar C295 -con fuerte impacto en Sevilla y Cádiz-, ayer hubo una buena noticia para el país en el terreno laboral. El grupo aeroespacial anunció que eliminará 1.164 puestos de trabajo en Europa a raíz de su reorganización interna -integrará la división de aviones comerciales en la propia matriz-, pero ese recorte pasará de puntillas por España. Aquí sólo se suprimirán 39 empleos, mientras que Francia y Alemania se llevarán la peor parte, con 640 y 429 afectados. Reino Unido absorberá los restantes. En total, la empresa tiene 136.000 trabajadores.

Si aquel ajuste de 360 empleados en España afectaba al área de producción, en este caso el recorte laboral propuesto tendrá como objetivo los departamentos de comunicaciones, recursos humanos, finanzas, legal, seguridad, estrategia, relaciones institucionales, dirección tecnológica... En definitiva, la reducción de empleo impactará en las estructuras comunes que puedan verse solapadas con la fusión de la filial y la matriz. En España, la empresa no especificó de qué plantas procederá el excedente de 39 trabajadores.

La idea es que las salidas se vayan produciendo de una forma escalonada hasta completar las 1.164 a mediados de 2018. Lo primero que hará Airbus es sentarse a hablar con los sindicatos para llegar a un acuerdo sobre las medidas menos traumáticas para la plantilla. Así, se dará prioridad a las salidas voluntarias, las recolocaciones o las jubilaciones anticipadas antes de plantear despidos, según comunicó ayer el grupo al comité de empresa central europeo.

La reestructuración interna de Airbus no se queda ahí, sino que también conlleva el traslado definitivo de la sede de Airbus a Toulouse (Francia), destino al que llegarán 325 profesionales desde Múnich y París. La central de Suresnes, cerca de la capital francesa, se cerrará, mientras que la alemana de Ottobrunn se mantendrá como sede de la división Airbus Defence and Space.

En paralelo, el grupo anunció que necesitará nuevos profesionales para asegurarse capacidades críticas dentro del mundo digital. De hecho, creará 230 empleos para desplegar su estrategia de desarrollo de productos más digitales.

El consorcio aeroespacial europeo creará una nueva entidad a partir de la fusión de su matriz con su mayor división, Airbus Commercial Aircraft, para implantar una única marca Airbus que represente a todo el grupo a partir de enero de 2017. Con esta nueva organización, Airbus Defence and Space y Helicopters seguirán siendo parte integral del grupo como divisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios