Huelva tu destino

Estas son las playas más deseadas de Huelva, según National Geographic

  • España sigue siendo el país con más banderas azules en sus playas, aportando Huelva 17 de ellas. Más allá de distinciones, en el litoral onubense hay playas infinitas de arena fina y aguas turquesas, para ver atardeceres de ensueño que parecen salidas de una postal

  • Las playas más largas de España están en Huelva y son estas tres

Estas son las playas más deseadas de Huelva, según National Geographic

Estas son las playas más deseadas de Huelva, según National Geographic / Alberto Domínguez

España sigue siendo el país con más banderas azules en sus playas, y Huelva aporta 17 de ellas en nuestra Costa de la Luz. Pero más allá de distinciones, en el litoral onubense hay playas para ver atardeceres de ensueño, playas infinitas de arena fina y aguas turquesas que parecen salidas de una postal.

Las playas de Huelva son uno de nuestros grandes tesoros naturales. Albergamos tres de las playas más extensas del país, paraísos salvajes, mar y arena blanca. Pero además, dos de ellas son consideradas de las 25 mejores de España.

La sección de Viajes de la reputada revista National Geographic, en una reciente selección de las mejores playas de España, han elegido dos de Huelva ideales y que recomiendan para disfrutar de los primeros días de sol y calor del año, que estarían en el cuarto y en el onceavo puesto.

Nuestras playas también son de las más "instagrameables" Nuestras playas también son de las más "instagrameables"

Nuestras playas también son de las más "instagrameables" / Alberto Domínguez

Tenemos un litoral que es un sueño para turistas pero, sobre todo, para nosotros mismos, que tenemos la suerte de disfrutarlas todo el año al lado o en un pequeño salto. En Andalucía ya hemos empezado a vivir los primeros días veraniegos, y aunque ahora bajarán un poco las temperaturas, ya es una gozada estar al sol de nuestras emblemáticas playas, como en estas dos consideradas de lo mejor de nuestro país.

Playa de Cuesta Maneli

En el cuarto puesto, está esta emblemática playa onubense. Se localiza en el Espacio Natural de Doñana, en Zona de Reserva A del parque natural. Ubicado entre las poblaciones de Matalascañas y Mazagón, en el término municipal de Almonte, en el Monumento Natural Acantilado del Asperillo, declarado así por su alto valor geológico y ecológico.

"Una buena quincena de kilómetros de playas de arena fina sin ningún tipo de interrupción" señalan desde National Geographic. "A las puertas del Parque de Doñana, donde se encuentran las playas más salvajes de Huelva, una de ellas es la Playa de Cuesta Maneli (o playa del Asperillo)".

Desde esta conocida revista destacan su bonito y escénico camino de llegada, una pasarela de madera que discurre desde el aparcamiento y que acaba en unas escaleras que van a dar en la arena. "Aquí el protagonismo es tanto del mar como del Monumento Natural Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles que se extienden a lo largo de doce hectáreas de costa, con unas características geomorfológicas de lo más singulares. Apta para quienes busquen una playa en un entorno de lo más natural".

Además, la playa de Cuesta Maneli en El Asperillo es también una de las mejor valoradas por Google, tal y como publicaba el potente motor de búsqueda turístico alemán, con sede en Munich, y una de las playas con tradición nudista en la provincia de Huelva.

Por si ya fuera poco el valor de esta playa, se encuentra en pleno Monumento Natural del Acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles que se extienden a lo largo de doce hectáreas de costa.

Monumento Natural Acantilado del Asperillo Monumento Natural Acantilado del Asperillo

Monumento Natural Acantilado del Asperillo

Se considera una de las formaciones costeras con características geomorfológicas y ecológicas más singulares de la Península, ya que se trata de un acantilado arenoso formado por la sedimentación de arenas de origen eólico y aluvial, materia orgánica y otros materiales.

Las distintas capas fueron depositándose a lo largo del tiempo, para que posteriormente las fuerzas de la tierra las elevaran más de 100 metros. Los materiales más antiguos se estiman que tienen entre catorce y quince mil años.

El oleaje y el viento producen cambios continuos en estas dunas. Desde la extensa playa es posible advertir en sus paredes las distintas tonalidades de naranjas, blancos, ocres y negros que se estratifican originando caprichosas ondulaciones y formas geométricas interrumpidas por cárcavas.

Destaca la prácticamente nula vegetación existente en el perfil por las duras condiciones costeras y la acusada pendiente que soportan. En la parte superior, asentadas en las arenas, aparecen aulagas, camarinas, enebros, sabinas y el pino piñonero de repoblación. Este árbol con sus raíces fija las arenas impidiendo el avance de las dunas. En estos entornos habitan especies amenazadas como la tortuga mora, la víbora hocicuda, el lince ibérico o el meloncillo.

Playa de Matalascañas

En el puesto número 11, una de las más populares y aclamadas en verano, es esta playa onubense, también perteneciente a Almonte. De ambiente familiar y de las más visitadas en temporada estival, es un ir y venir constante de turistas de la provincia y del resto de Andalucía y España.

"Se trata de un extenso arenal con más de cinco kilómetros de longitud, por lo que es una de las más grandes de la Costa de la Luz. Se la reconoce por su peculiar "Piedra" que sobresale en la orilla. No es ninguna formación geológica extraña, sino la antigua Torre de la Higuera, una de las torres que protegían el litoral de ataques, pero que no resistió el fuerte maremoto de Lisboa en 1755", así la describen desde National Geographic.

La playa de Matalascañas y su "tapón" La playa de Matalascañas y su "tapón"

La playa de Matalascañas y su "tapón" / Alberto Domínguez

Enclavada en plena playa de Doñana y con su inconfundible Torre La Higuera como emblema y vestigio de antiguas torres vigías, es en este entorno incomparable donde lo natural y salvaje se funde con lo civilizado en un perfecto equilibrio, que se traduce en una singular belleza paisajística, así como en uno de los principales focos de turismo de sol y playa con mayor capacidad hotelera de la Costa de Huelva.

Sus numerosos galardones muestran a esta ecoplaya, con Bandera Azul desde el año 1993, como un destino accesible para todos los visitantes, con la calidad, limpieza y equipamientos adecuados que permiten que el visitante disfrute de sus blancas arenas y gran extensión de costa.

Pero no solo Matalascañas enamora por su playa. El núcleo costero de Almonte es especial por diversos motivos. Tiene el singular privilegio de poseer el único acceso posible a pie a las Playas del Parque Nacional de Doñana, al mismo tiempo que se convierte en la puerta de entrada al mismo corazón de Doñana, desde el Centro de Visitantes El Acebuche.

Innumerables propuestas gastronómicas, de ocio, actividades al aire libre, diversión nocturna, y deportes náuticos, así como paseos en dromedarios y caballos por dunas y orilla hacen de Playa de Matalascañas un marco incomparable y visita obligada para todos los públicos.